Hugo Yasky: “Estamos vivos y la Plaza es nuestra”

Intervención del compañero Hugo Yasky, secretario general de CTA de los Trabajadores, durante la multitudinaria movilización convocada por ambas CTA y por el Movimiento de Trabajadores Peronistas ’Saúl Ubaldini’ de la CGT, para exigir el cese de los despidos en el sector público y privado, la inmediata convocatoria a paritarias libres, defensa de la industria nacional, trabajo argentino y en contra de las libres importaciones y respuesta concreta a las justas demandas de los compañeros y compañeras docentes.


Hugo Yasky

Compañeras, compañeros, lo primero, unidad de los trabajadores, unidad en la acción, unidad para enfrentar no por espanto. En el medio de nuestros signos, nuestros emblemas, nuestra bandera hay algo que está en el medio y es la unidad de los trabajadores.

A veces preguntan si nos une el espanto, y yo escuchaba atentamente las palabras de Pablo Micheli, y estoy absolutamente convencido, de que nos unen los mismos principios, las mismas convicciones, la misma opción. Escuchaba al Barba Gutiérrez, y reconocía en cada una de sus palabras, en sus descripciones, la realidad que encontramos en la calle, en las fábricas, y escuchaba en su definición las mismas convicciones y el mismo compromiso que tenemos la CTA que encabeza Pablo Micheli, la CTA que encabezo yo y con los compañeros de la CGT, de aquéllos que quieren poner al movimiento obrero en la línea histórica de la lucha. Nosotros también fuimos parte de esa CGT, porque el movimiento obrero, históricamente tuvo dos vertientes. El 30 de marzo, cuando Flores y Benedicto Ortiz, eran asesinados luchando por Paz, Pan, Trabajo, había una CGT con Ubaldini que convocaba y había una CGT con un Triacca que trataba de respaldar y colaborar con las políticas de aquel gobierno. Esas dos vertientes siempre existieron y nosotros vamos a hacer la unidad con aquéllos que se comprometen con la clase.

Por eso acá, hacemos un acto en el que tenemos el orgullo de decir, los compañeros nos están escuchando prácticamente desde Avenida de Mayo y 9 de Julio. Hoy acá la clase trabajadora volvió a decir presente. Lo hizo durante todo el mes de marzo. Cuando dijimos, y algunos periodistas pensaron que era una exageración, que marzo iba a pasar a la historia, que iba a marcar el pico de la movilización y la resistencia al plan de la derecha neoliberal de los ceos que están en la Casa Rosada, cuando dijimos eso no exagerábamos ni un milímetro. Marzo fue la expresión de que el pueblo argentino está de pie, defiende sus derechos, no se entrega, no agacha la cabeza, y dice: Basta al ajuste, basta al atropello, basta de hambre.

Y acá están también los movimientos sociales, están los compañeros de las organizaciones sociales, las juventudes militantes, de los partidos que creen y luchan por las utopías sociales, están las Madres de Plaza de Mayo, hoy es el día de la ronda, y le decimos gracias a Hebe, a Nora, a Tati, gracias a las Abuelas. El ejemplo de ellas es lo que nos mantuvo de pie en los peores momentos.

Por eso, porque somos un pueblo que no olvida a los que dieron la vida por sus luchas, recordamos a los 30000 compañeros desaparecidos y decimos como siempre: Presentes, en las marchas; Presentes en las luchas; Presentes en nuestra mística.

Fíjense, lo decía Pablo, también el Barba, el gobierno dice que cuando reclamamos, porque estamos viviendo una verdadera calamidad social. Pensemos: 1300000 pobres nuevos solamente en un año; pensemos qué es de esta Argentina, si tenemos por delante cuatro años de calamidad social de semejante envergadura, y cuando salimos a reclamar para que se termine el hambre, a pedir salario justo, trabajo, cuando decimos que hay que proteger a la pequeña y mediana empresa, porque ocho de cada diez puestos de trabajo lo generan los pequeños empresarios, que están acá, ahí los veo, qué lluvia de inversiones, qué mentira nos cuentan si el trabajo lo dan quienes tienen pequeñas empresas. Cuando decimos todo esto nos tildan de desestabilizadores. Y nosotros queremos decirle claramente al gobierno, al presidente de la Nación, a los ministros: En este país, nunca un empresario poderoso perdió la vida cuando la Constitución dejó de ser respetada. Nunca cuando un gobierno se fue antes, nunca, el hambre lo sufrieron los opulentos. Nunca el asfalto se manchó con la sangre de un gran empresario, siempre fue la sangre de los mismos, de los nuestros, de los trabajadores. Por eso les decimos: Vamos a defender la democracia con la convicción que no tuvieron ellos, que nunca salieron a la calle a defenderla.

Y que lo sepan bien, vamos a defender la democracia, vamos a exigir que el mandato presidencial de este gobierno se cumpla hasta el último día, lo cual no significa que le vamos a firmar un cheque en blanco para que sigan destruyendo la escuela pública. No significa que le vamos a permitir que sigan despidiendo. No significa que nos callemos la boca cuando suspenden por un año, año y medio, cuando dejan en la calle a trabajadores y trabajadoras y no les dan otro destino que el hambre.

Reclamar para que esto cambie, es compromiso con la democracia. La democracia no es el sistema por el cual cinco vivos que le roban al estado y se llenan los bolsillos, viven a costa del hambre de 45 millones. La democracia es un sistema en el cual la riqueza, el patrimonio, el ingreso se respetan, porque no hay derecho a hablar de democracia cuando se empuja al hambre a millones de argentinos y a millones de niños de nuestros hogares.

En los largos años de militancia sindical en el gremio docente, que es mi gremio, no he visto nunca que un gobierno ignore, como ignoró este gobierno, la ley de paritaria docente, la Ley de Financiamiento Educativo. Si hoy hay conflicto docente en el país, es porque quienes están en la Casa Rosada Imaginaron que provincializando el conflicto, que generando 24 conflictos distintos, se disipaba la responsabilidad que tenía el gobierno en haberse llevado los fondos del financiamiento educativo para otros fines. Y se imaginaron que era un conflicto que lo asfixiaban en una semana y pensaron que los padres iban a condenar y culpabilizar a los docentes y hoy, la realidad les demuestra que todo eso salió exactamente al revés. No convocó a la paritaria, no convocó a los docentes, violó la ley y se pegaron un tiro en el pie. Porque hoy andan rengueando queriendo echarle la culpa a quienes no la tienen. Porque, ¿qué culpa tiene un docente si no puede dar clases porque hay un gobierno que le niega el salario digno que necesita para poder trabajar?

El presidente dijo que quiere el diálogo. Hace pocas horas dijo sentémonos alrededor de una mesa. Le decimos, señor presidente, todos los que estamos acá, las dos CTA, todas las organizaciones nuestras, los docentes, queremos ir al diálogo, queremos ir al diálogo para discutir el financiamiento educativo, el cumplimiento de la ley, la paritaria libre, la aplicación de los planes de mejora, que no los están cumpliendo. Queremos más horas de trabajo en las escuelas, queremos más alumnos en las aulas, queremos más equipamiento pedagógico, queremos más formación docente, queremos más carrera docente, queremos más presencia de los padres, más doble jornada, más educación, porque no creemos que es mejor el que va a la escuela privada; no creemos que el que va a la escuela privada de elite, sepa más ni tenga más cultura que el hijo de alguien que está en la escuela pública y eso lo vemos todos los días. Hay gente con títulos y doctorados que son más ignorantes que el obrero que sabe que defender el trabajo es defender la dignidad, es defender el futuro de su hijo.

De qué sirve tener una gran maestría, de Harvard o de cualquier universidad privada, si vas a darle la espalda a tu pueblo. De qué sirve lo que te enseñaron si es para hacer negocios a costa del hambre de la mayoría de nuestro pueblo.

Eso es lo que decimos, queremos diálogo pero diálogo de verdad. No tener que ir a agachar la cabeza.

Una gobernadora, la de provincia de Buenos Aires, pretende que los docentes acepten el 19 por ciento de aumento. Acá está Baradel, lo querían pintar al compañero como un ogro, como un corrupto, como alguien que no respeta las leyes. Si hay alguien en este país que se ganó el respeto de todos nosotros, a quien le reconocemos la honestidad, si hay alguien a quien sentimos un hermano, porque le amenazaron al nieto, a los hijos, ese compañero está acá y estamos orgullosos de que sea parte de esta construcción colectiva.

Y fíjense qué es lo que está pasando en la provincia de Buenos Aires. Han dividido, intentan fragmentar a las escuelas. Intentan que los docentes de la escuela pública, se separen de los la privada, que las maestras que tuvieron que ir a trabajar porque son jefas de hogar y no pueden bancarse los descuentos, se enfrenten con las que no trabajaron; que los padres por un lado unos apoyen a los que hacen huelga, y a los otros los incentivan para que enfrenten a los que están haciendo huelga. Quieren la lucha de pobres contra pobres. Hablan de una paritaria en términos de guerra, hablan de batalla, hablan de combate. ¿Qué es esto? ¿Cómo tratamos a quienes educan a nuestros hijos? ¿Cómo es posible que no entiendan que si perdemos la mística de la escuela pública perdemos la democracia, perdemos el destino como Nación. ¿Tan difícil, tan difícil de entenderlo?

No se puede cambiar la realidad negándole a los trabajadores el derecho al salario digno. Centramos la atención en este conflicto porque el gobierno eligió, como en los 90 Menem eligió a los ferroviarios, a los telefónicos, Macri eligió ahora al gremio docente. Quiere demostrarle a los inversores externos que es capaz de partirle el espinazo al gremio docente, que es capaz de ponerlo de rodillas y con eso va a decir, ahora, tengan el ejemplo el resto de los trabajadores, porque esto es lo que le pasa a los que quieren luchar por su dignidad.

Y nosotros, por eso, que somos parte de una clase que sabe que en la unidad está la fuerza, no vamos a dejar solos a los docentes, como no vamos a dejar solos a los estatales, que el 12 hacen su paro nacional, como no vamos a dejar solo a ningún trabajador luchando por su salario.

No se puede solamente con mentiras, no se puede. No basta con tener a los dos diarios de mayor tiraje para que te publiquen las tapas que vos querés, no basta con tener al ejército de trolls todos los días, haciendo horas extras para contar mentiras. Los brotecitos verdes de la economía, ésos que ellos dicen que crecen, cuando se vienen abajo las pequeñas empresas, esos brotecitos verdes, deben estar en algún invernadero adentro de Balcarce 50, pero en la calle, en la realidad no están. Del mismo modo que no están en la calle los derrames, los supuestos derrames del campo.

Compañeros, compañeras, está cerrando la empresa SanCor, ¿saben ustedes qué significa, en un país donde hay 1300000 pobres nuevos, suba la venta de 4x4 de alta gama importada, y baje la venta de leche? Significa injusticia social, significa atropello a los derechos de los trabajadores, que hasta tienen que dejar de comprar la leche para que 4 o 5 vivos se compren las 4x4 importadas.

Nosotros no tenemos por qué decirle a nuestros compañeros y compañeras las cosas distintas como realmente son. Acá en marzo estuvieron todas las marchas de las que fuimos testigos y en las que estuvimos y el próximo 6 de abril vamos al paro general.
Aquí están los compañeros de la UOM, de las curtiembres, del Cuero, de Luz y fuerza, del Subte, de Justicia, Químicos, Papeleros, Telefónicos, Aeronáuticos, aquí hay trabajadores de todos los sectores. Y decimos, vamos a ir juntos al paro con los compañeros de ATE, de Ctera, de la Federación de la Industria, un paro que tiene que fortalecer a los que, dentro del movimiento obrero y dentro del movimiento sindical, queremos que e termine la luna de miel, con un gobierno que usó el diálogo social para poner de rodilla a los trabajadores, pero los trabajadores nunca estuvimos de rodilla, y por eso el paro del 6 de Abril es el punto máximo del rechazo a las políticas del gobierno de Macri.

Un paro que va a ser un plebiscito, Inapelable, que va a demostrar de una punta a otra del país el rechazo a la política del hambre, el rechazo a la política de opresión, al encarcelamiento de Milagro Sala, a la flexibilización laboral, a la entrega de nuestras conquistas, al hambre de los jubilados. Por eso nos sumamos en este paro para decir:

No al techo de las paritarias, basta de hambre para los jubilados, aumento de emergencia; basta de hundir la educación y la salud, cumplir la Ley de Financiamiento, aumentar el presupuesto de la salud. Y decimos a nuestras compañeras, a las mujeres, a las que además de tener que ir a trabajar para bancar la casa, tienen que hacer malabares para inventar con lo poco que le quedó del día anterior, la comida del siguiente, para tratar de que rindan los fideos, para que llegue la polenta, para elegir la carne picada que se puede pagar, a esas mujeres les decimos: Reconocemos su esfuerzo y sobre todo, reconocemos la valentía que pusieron en cada una de las marchas de marzo, desde la del 8 de Marzo, porque han estado en todas, porque han sido protagonistas de estas luchas.

Y después, como decían acá, después del 6 de abril, después de ese paro, que va a ser histórico, compañeras y compañeros, no va a venir el remanso. Hay algunos dirigentes y algunos en el gobierno, que están pensando que el paro va a descomprimir la olla a presión. Algunos sueñan con ese volcán, con que ahora sueñan que están parados, y el volcán somos nosotros, el pueblo argentino que entra en erupción. Algunos piensan que el paro libera y se acabó. No, el paro nos pone de pie, más aguerridos y fuertes. Plan de acción, plan de acción para demostrar que hasta que el ajuste no se vaya, la lucha sigue.

Y ese plan de acción hay que hacerlo juntos con la memoria puesta en las luchas que nos hicieron derrotar a otros planes de ajuste. No nos vamos a olvidar de las fechas que marcan la historia de nuestro pueblo, que están escritas en el corazón. No nos vamos a olvidar del 2 de Abril, de las Malvinas, de los caídos en las Malvinas, porque no nos da vergüenza. No queremos ir a besarle las manos a ningún rey, queremos recordar a nuestros héroes y reivindicar las Malvinas, como parte de nuestra Patria.
Vamos a recordar que en el año 1997, 2 de abril, se instaló la Carpa Blanca, tres años para tener la Ley de Financiamiento Educativo, que este gobierno ahora no cumple, porque se llevó los fondos para otros fines. Vamos a recordar a Carlos Fuentealba; vamos a recordar, así como a Ubaldini, vamos a recordar a nuestros grandes Amado Olmos, a Tosco, a Salamanca, a Germán Abdala, vamos a nombrarlos en estas luchas, vamos a cantar como si estuvieran con nosotros, vamos a decir que la clase trabajadora argentina, ésa que miran los inversores ésa que según Macri, ahuyenta a los inversores, la clase trabajadora argentina está de pie, está entera, está íntegra, tiene historia, tiene futuro.

A luchar, compañeros y compañeras. Plan de acción, después del 6 de Abril, plan de acción.
1º de Mayo en la calle, Marcha Federal, dos meses por todo el país. Llegamos a la Plaza de Mayo los trabajadores, los pequeños empresarios, los estudiantes, los pequeños productores, la Plaza de Mayo no va a alcanzar cuando lleguemos.
Por el Trabajo, por la Producción, por la educación.
Fuerza y a festejar.
Estamos vivos y la plaza es nuestra.