La COOPI festeja la resolución de la justicia

En la mañana del lunes se conoció que la Cámara Contencioso Administrativa de Primera Instancia anuló el decreto dictado por el intendente Esteban Avilés (PRO) para la municipalización de la administración del servicio de agua en Villa Carlos Paz.

Ante el fracaso en el Consejo Deliberante donde no consiguió los votos reglamentarios, Avilés pretendió sacar por decreto el servicio de agua a la Villa que la COOPI viene prestando desde hace 53 años. A partir del discurso de apertura de sesiones el 1 de agosto en que el intendente anunciara la decisión confiscatoria, los trabajadores de la COOPI decidieron resistir la medida. Comenzó entonces un plan de lucha que incluyó numerosas y variadas acciones de información, difusión, marchas y festivales. Posteriormente, con el acompañamiento de organizaciones sociales y algunos partidos políticos se movilizaron a Tribunales de la ciudad de Córdoba para presentar su denuncia y de ahí se movilizaron a la Legislatura y a la casa de Gobierno Provincial.

Los trabajadores contaron con innumerables adhesiones de y fundamentalmente con el importante apoyo del pueblo de la Villa Carlos Paz. De esta manera se manifestaron en defensa del servicio de agua y de los puestos de trabajo y contra la privatización del servicio de agua. “Creíamos que la vía del decreto es una vía anticonstitucional que convierte lo democrático en autocrático y no nos parece que sea la vía para resolver nada en ningún ámbito y mucho menos en un servicio que no tiene cuestionamientos, argumentó Rodolfo Frizza, subgerente general de la Cooperativa, para un medio local.

En tanto, Mario Alberto Díaz, dirigente cooperativo y representante en la FeTIA Córdoba de la COOPI dijo: ”Ganamos otra batalla pero la lucha continúa. No vamos a disimular nuestra alegría. Seguimos ofreciendo y solicitando diálogo. Proponemos conformar una mesa de representantes del Municipio y de la COOPI y veedores de ambos sectores. Es un tema que debemos abordar con respeto y nobleza para discutir las diferencias y encontrar los caminos de acuerdos que necesita la ciudad”.

Ahora la Municipalidad tendrá 48 hs. para apelar contra el fallo ante el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia.