FILETEADORES DE PESCADO SE MANTENDRÁN EN LA RUTA 2 HASTA QUE SE RESUELVA SU SITUACIÓN

fileterosLos fileteadores del pescado de Mar del Plata se encuentran desde ayer realizando un corte total de la Ruta 2, a la altura del aeropuerto en dicha ciudad.

Los trabajadores anunciaron que se mantendrán allí hasta que el Intendente Gustavo Pulti los convoque a una mesa de diálogo, otorgue un subsidio para los fileteros que desde hace más de 90 días no tienen ningún ingreso producto de su situación de extrema precarización laboral y que a raíz de un conflicto intersindical entre otros gremios se encuentra frenada la actividad del puerto. A su vez exigen que se resuelva la situación y se les asegure estabilidad laboral. De no tener respuesta a estos puntos, anunciaron que podría peligrar el inicio de la temporada turística de invierno.

Pedro Wasiejko, secretario adjunto de la CTA y titular de la Federación de Trabajadores de la Industria y Afines (FeTIA-CTA) reclamó que "no es posible que los funcionarios no intervengan en este conflicto para dar una solución definitiva a estos trabajadores que se encuentran en condiciones de extrema precariedad. Es indispensable que de forma urgente den una respuesta para paliar la gravísima situación que están atravesando producto de estar hace más de 90 días sin trabajo, pero sobre todo que se resuelva la cuestión de fondo porque en la Argentina de hoy no pueden haber trabajadores en estas condiciones".

Roberto Villaola, secretario general de la Unión de Trabajadores del Pescado y Afines (UTPyA-CTA) explicó que “más de 6000 familias se encuentran en una situación desesperante a causa de la inactividad en el puerto producto de un conflicto intersindical que deja a los más vulnerables sin su fuente laboral y que, al estar en condiciones de extrema precariedad, no reciben ningún tipo de asistencia. Los trabajadores necesitan en forma inmediata una contención económica”.

“Nos preguntamos cómo es posible que en Mar del Plata, la ciudad "infeliz " desde hace varios años, los trabajadores de la industria más importante a nivel local y una de las más importantes del país tengamos que andar limosneando. Parece mentira que miles de familias tengan que venir a pedir algo de comida para subsistir porque no pueden trabajar. Nos preguntamos por qué se llega a estos límites, en tiempos que el gobierno nacional habla permanentemente de trabajo digno e inclusión social”.

“Los trabajadores del pescado estamos atravesando una gravísima situación por el extenso período de alrededor de 90 días sin trabajo, suscitado por razones ajenas a nosotros que son de público conocimiento. Sumada a los más de 20 años de precarización laboral que sufrimos sin beneficios sociales y sin aportes de ningún tipo, esta crisis dejo a las claras quienes somos las víctimas y los que sufrimos las mayores consecuencias”, afirmó Villaola.

El dirigente reclamó a funcionarios, políticos y a toda aquella persona que tenga poder de decisión “que realicen las gestiones urgentes para contener en forma inmediata las necesidades básicas de todos los afectados. En especial a nuestros compañeros que son los más perjudicados por encontrarse no registrados laboralmente o pseudocooperativizados. No se puede vivir sin trabajar”.