Las prácticas antisindicales se agudizan en la provincia de Buenos Aires.

 Almacenes Pampas, que tiene sede en La Plata y varias sucursales en el sur de la provincia de Buenos Aires no permite la actividad sindical y persigue a los trabajadores que reclaman por sus derechos.

Así lo denuncian un grupo de trabajadores de la sucursal Berazategui encabezados por Claudio Mauricio Parma, a quien se le aplicó una suspensión disciplinaria de cinco días por haber sufrido un accidente con la camioneta de la empresa. El compañero es chofer de reparto de dicha firma, la que lo culpa de distracción en su tarea.

La empresa cuenta con 40 trabajadores en esta sucursal y no tiene delegado, ya que no se permite la actividad sindical en ninguna sucursal.

Parma, que es afiliado directo de FeTIA/CTA, venía sufriendo el hostigamiento y la persecución por parte de los representantes de la empresa por pedir mejoras en las condiciones de trabajo. No satisfecha con la suspensión,  le quitan tareas y se lo aísla, intentan modificar el horario del compañero y lo amenazan con un posible despido… 

La FeTIA denuncia categóricamente este tipo de prácticas y acompaña al trabajador en el rechazo a la suspensión por maliciosa e improcedente  e insta a la empresa a cumplir con la Ley de Contrato de Trabajo y respete el derecho de los trabajadores.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *