Los delegados de los cinco continentes reunidos el mes pasado en Hannover, Alemania, en la Conferencia Mundial de las Industrias Químicas de IndustriALL Global Union se comprometieron a defender los derechos e intereses de los trabajadores de las industrias farmacéutica y química internacionales mediante su apoyo a un contundente Plan de acción que destaca la necesidad de “fortalecer y crear poder sindical en todo el mundo, centrándose en aumentar el índice de afiliaciones y luchar contra el trabajo precario”, entre otras importantes definiciones.

Así lo hace saber un extenso y minucioso informe elaborado por los representantes argentinos de la FeTIA en esa Conferencia Mundial, Mauricio Brizuela -secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Petroquímicos Unidos (SOEPU) de la ciudad de San Lorenzo, Santa Fe- y la doctora María Eugenia Caggiano, asesora letrada de la organización gremial.

De acuerdo al Informe, “concurrieron a la actividad más de 100  delegaciones vinculadas a la Industria Químico-Farmacéutica de los cinco continentes. Allí se discutieron los desafíos de los sindicatos para cambiar el panorama de la industria química mundial, la sostenibilidad de la industria química mundial, los efectos sobre nuestros empleos, las redes sindicales y los Acuerdos Marco Mundiales, en el contexto del fomento de la solidaridad sindical”, señaló Brizuela.

“Se compartieron experiencias sobre las luchas mundiales en la industria química y se plantearon los ejes centrales de la salud y seguridad ocupacional en la actividad. También -agregó la doctora Caggiano- se redactó un plan de acción sobre el trabajo futuro en la sección industrial y se eligieron autoridades del sector, recayendo tal mención en el compañero Sergio Leite de Fuerza Sindical de Brasil”, país sede de la Cumbre a celebrarse el año próximo.

“Para hacer frente al capital mundial -señala el Informe- hay que apoyar a los afiliados que están enfrentados a sus gobiernos o a sus empleadores en las industrias química o farmacéutica en defensa de sus derechos por un trabajo decente”, una de las temáticas dominantes también en la reciente Conferencia de la OIT celebrada en Ginebra.

El Plan de acción también hace hincapié en la necesidad de “consolidar la solidaridad entre afiliados mediante redes sindicales de una misma empresa multinacional o de empresas afines, dando prioridad a las redes sindicales a nivel mundial, regional y nacional”.

En relación al trabajo precario, IndustriALL Global Union recomendó “definir el perfil del fenómeno en el sector mediante encuestas especiales a nivel sectorial y de empresa, y sensibilizar al respecto con comunicaciones dirigidas a todo el sector, animando a los sindicatos afiliados a participar en la campaña de IndustriALL «STOP al trabajo precario” «.

Al insistir en la “plena protección de la seguridad y la salud de los trabajadores del sector”, se señala que para lograrlo es necesario “el pleno reconocimiento de su derecho a saber todos los riesgos que entraña su trabajo y a recibir la formación y la capacitación para llevarlo a cabo con seguridad”, fortaleciendo así  “su derecho a rechazar o suspender todo trabajo inseguro, así como el derecho a ser asociados plenos en el desarrollo y aplicación de todas las políticas de salud y seguridad, programas, evaluaciones de riesgo y procedimientos de trabajo”. 

Para concluir se enfatiza que “en la economía globalizada del siglo XXI los derechos sindicales mundiales son más importantes que nunca. IndustriALL Global Union y sus afiliados no descansarán mientras estos derechos sigan bajo amenaza. El perjuicio para uno es perjuicio para todos”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *