Frankfurt, 17 y 18 de octubre de 2012 

La Conferencia que se llevó a cabo el 17 y 18 de octubre tiene la importancia de haber abierto el debate y el intercambio de experiencias entre las principales organizaciones sindicales del sector productivo, construyendo una síntesis de dichas experiencias, con los avances logrados precedentemente por FITIM, ICEM e ITGLWF.

Estas organizaciones, unificadas en Industriall-union desde hace cuatro meses iniciaron así este proceso de monitorear el desarrollo de los Acuerdos Marco Mundiales (AMM) y la construcción de redes sindicales. Esta conferencia se realizó en un clima de presentaciones de casos, experiencias y conclusiones de ellas y se desenvolvió un debate  en el que se destacaron diferencias y tensiones. Se fueron definiendo algunos aportes y conclusiones que serán elaborados y enviados como síntesis final a los participantes.


La estrategia de constitución de redes sindicales en empresas trasnacionales ya sea en un país, en una región o en el mundo es la acción más importante en los últimos años para construir poder sindical y la búsqueda de un nuevo equilibrio en el mundo. La situación de estos últimos años nos muestra un despliegue del capital expandiéndose por el mundo, se incrementa la globalización, el trabajo se deslocaliza buscando mejores condiciones para su rentabilidad y los trabajadores y sus sindicatos profundizan su situación de defensiva, pierden su rol y función frente al trabajo día a día más precario y mas informalizado.

En ese contexto se valora como un hito en el sindicalismo internacional el desarrollo de la estrategia de construcción de redes sindicales y los logros en Acuerdo Marco Mundiales. Actualmente hay firmados y en funcionamiento unos 40 AMM y otros acuerdos parciales o temáticos como el de la empresa Arcelor sobre Salud y Seguridad, que representan una avanzada en la disputa por la globalización de los derechos y de un mundo más equitativo. Se calcula que el 50% de los trabajadores del mundo trabajan en la producción controlada por trasnacionales, teniendo en cuenta a la cadena productiva. Hay empresas como NIKE que no produce en plantas propias, comercializa en el mundo lo que le suministran unas 900 empresas.

Se arriba a este encuentro con varios años de experiencia y construcción como el de los Comités de Empresa Europeos, la constitución de redes en el norte de América (EE.UU., Canadá) con experiencias de varios años como la de Firestone-Bridgestone, Ford, entre otras.

Estas redes o algunas de ellas en su recorrido fueron firmando Acuerdo Marco (AM) como los Acuerdos Marco Europeos que contenían criterios o principios acerca del respeto al trabajo decente, derecho a la información, organización en el lugar de trabajo, libertad sindical, sobre el funcionamiento y financiación del mismo comité, condiciones mínimas de trabajo, seguridad, etc.

Desde la experiencia europea se busca extender estos acuerdos a todo el mundo o sea a toda la red productiva de cada empresa trasnacional, un ejemplo de ello es el caso Arcelor (en la argentina Acindar es parte de Arcelor) donde no se logró aún un acuerdo marco internacional, solo hay un acuerdo de conformación de Comités de Salud y Seguridad Laboral con cumplimiento mundial.

Hoy existe gran disparidad de situaciones, ya sea con redes constituidas en el ámbito mundial, otras solo regionales, otras regionales que se articulan esporádicamente entre sí constituyendo espacios de intercambio mundial. Las más solidas son las de países grandes como EEUU-Canadá, Brasil, o espacios regionales como Europa. Un desarrollo complejo y lleno de desafíos según se avance de lo local y nacional a lo regional y mundial.

En la conferencia se avanzaron en varias conclusiones. Adelantamos algunos puntos:  

Se planteó la necesidad de buscar definir estándares básicos para la elaboración de AMM, teniendo en cuenta que muchos han quedado en el camino pues su formulación general no se ha podido aplicar a las realidades particulares. Se planteó un texto básico, pero se vio que más que un texto es necesario formular una serie de criterios y temas en base a un estudio de los que actualmente funcionan. Se planteó la necesidad de incluir vínculos con acuerdos laborales como la OMC y otros organismos multilaterales, vincularlos con la experiencia de la Responsabilidad Social Empresaria. Además se insistió en la necesidad de implementar principios de procesos democráticos e incluyentes en la negociación de nuevos acuerdos.

Se requirió, así lo indica la experiencia, que el sindicato de la empresa matriz tiene responsabilidad principal en la generación de un acuerdo y la construcción de una red. Pero se puntualizó también que ser principal gestor de un acuerdo y una red no significa ser propietario del proceso. Y se reclamó la necesidad de avanzar en acuerdos previos entre los sindicatos antes de firmar acuerdos marco que superen lo local pues se han dado situaciones de conflicto. Un ejemplo es el caso de la empresa siderúrgica Gerdau en donde el acuerdo se firmó en Alemania, siendo la empresa originaria de Brasil y al intentar ser aplicado fue rechazado por el sindicato brasilero. También fue conflictivo el Acuerdo Marco que firma la empresa Siemens en Europa que es rechazado por los sindicatos de EEUU que acaban de protagonizar un duro conflicto en su país.

En este punto sobre si lo primero es el AMM o la organización de la red sindical se insistió en que es necesario ser flexibles. Ambas son instrumentos y quien lo aplica es el sindicato, éste no puede estar ausente. En sus inicios se fue construyendo según las demandas de las experiencias locales con características particulares. Su extensión regional o mundial requiere  llegar a niveles de consenso e  integración, acuerdos que superen las diferencias de cultura y práctica sindical, las diferentes concepciones políticas, las modalidades locales y nacionales.

Se definió un programa de acción que contempla la creación de un grupo de trabajo permanente para el monitoreo de los acuerdos existentes, la elaboración y desarrollo de nuevos AMM y formular recomendaciones al Comité Ejecutivo de IndustriALL.

También se definió que la asignación de recursos y el desarrollo de acciones y apoyo a campañas para la creación y fortalecimiento de redes sindicales deben ser una prioridad clave para la IndustriALL.

La IndustriALL informó además que de ahora en adelante estructurará sus conferencias mundiales de sectores en forma diferente y las combinará con reuniones más pequeñas específicas de las empresas. Con esta nueva práctica se crearán y desarrollarán redes en determinadas compañías identificadas.

La conferencia logró aclarar esferas que es preciso mejorar en los AMM y en la actividad sobre redes sindicales de la IndustriALL, así como alcanzar propuestas consensuadas para hacer esas mejoras.

Las conclusiones del encuentro serán presentadas al Comité Ejecutivo de IndustriALL que se reunirá los primeros días de diciembre en Ginebra.

  

Eduardo Menajovsky, Secretario de Relaciones Internacionales de la FeTIA

Oscar Coronel, Tesorero FeTIA

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *