La FeTIA se solidariza con lxs trabajadorxs de la Cooperativa de Trabajo Hotel Bauen Ltda en su lucha por la defensa de su fuente laboral y los acompaña en su resistencia a la orden de desalojo.

El plazo de siete días que dio la jueza María Paula Hualde para un acuerdo definitivo con la empresa Mercoteles S.A. (Grupo Iurkovich), vence el jueves 4.

Después de la debacle del 2001, cuando sus antiguos dueños se declararon en quiebra y lo cerraron, el Bauen fue levantado de sus cenizas por sus empleadxs convirtiéndose en un emblema dentro de las empresas recuperadas de la crisis.

El edificio había sido expropiado, tras decisión de las cámaras legislativas del Congreso Nacional, en 2016, pero el presidente Mauricio Macri, en un gesto más de arbitrariedad y autoritarismo, vetó la ley.

El espacio cooperativo y autogestionado desde hace 15 años por sus trabajadores es hoy mucho más que un hotel y un lugar de eventos. Funcionan ahí varias otras cooperativas como la revista Cítrica, el colectivo teatral El Descubridor, la revista La Garganta Poderosa y el Movimiento Popular La Dignidad (CTEP) que tiene una almacén de productos agroecológicos en la planta baja.

Es un deber resistir, junto a todas estas expresiones organizadas del campo popular, el desalojo que amenaza 200 puestos de trabajo.

¡NO AL DESALOJO DEL BAUEN!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *