El acuerdo firmado por la empresa de Paolo Rocca con la UOCRA, fundamentado en cláusulas del convenio colectivo de trabajo de dicha actividad, ha dejado finalmente en la calle a 1450 trabajadores. De este modo, la transnacional del hombre más rico del país, logró saltar por encima de la valla de contención que el presidente Alberto Fernández dispuso con el decreto para proteger los empleos. Para colmo de males, esto se rubrica en el Ministerio de Trabajo y con acuerdo del sindicato de la construcción.

La CTA está convencida de que en medio de esta pandemia el papel del movimiento sindical es cerrar filas para defender los puestos de trabajo. Existiendo un decreto presidencial que nos da respaldo legal para ello, nuestra responsabilidad no puede ser otra que ser consecuentes con esa determinación. En caso contrario se corre el riesgo de que los despidos en Techint sean la punta de lanza para que otros grupos empresarios pretendan ajustar los números de esta crisis cortando el hilo por lo más delgado.

Por último queremos señalar que como Central Sindical tenemos el deber de defender a los que en la relación con las patronales están en la posición más débil, puesto que además de tener que enfrentar los rigores de esta crisis inédita se ven expuestos a la avaricia y a la voracidad de un sector empresario que, salvo la excepción de las pymes, aplica con frialdad el precepto de un darwinismo social con el que pretenden naturalizar que sean los más pobres los que lleven la peor parte de esta historia.

Carlos Girotti
Secretario de Comunicación

Hugo Yasky
Secretario General

 

(Fuente: CTA)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *