Uruguay se convirtió así oficialmente en el primer país del mundo en ratificar el Convenio N° 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El nuevo Convenio y Recomendación para poner fin a la violencia y el acoso en el mundo del trabajo se adoptó en la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT celebrada en junio pasado en Suiza. Reconoce que la violencia y el acoso son una amenaza para la igualdad de oportunidades, y son inaceptables e incompatibles con el trabajo decente. Fue un arduo trabajo de las centrales sindicales.

Se trata del primer estándar normativo internacional para frenar el acoso y la violencia en el mundo del trabajo. Si bien ninguna norma, por si sola, erradica un problema social, a nadie escapa que su aprobación es un punto de partida indispensable que tiene efecto jurídico sobre millones de trabajadoras y trabajadores.

La FeTIA, acompaña la campaña que lanzó IndustriALL Global Union en noviembre para incentivar a sus sindicatos afiliados en todo el mundo a trabajar juntos para que los Estados Miembros ratifiquen el Convenio y lo hagan parte de sus leyes nacionales. Uruguay es el ejemplo a seguir.

Leer nota en IndustriALL

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *