«A 30 años de la creación del MERCOSUR resulta oportuno analizar algunas de las políticas que permitieron avances importantes, así como aquellas que significaron un retroceso en el proceso de integración regional. En un contexto de cambio a nivel global, donde la pandemia ha obligado a los países a cerrar sus fronteras, la escasez de vacunas ha mostrado la crudeza de la desigualdad y el sistema multilateral se encuentra virtualmente paralizado, es importante repensar las estrategias y políticas necesarias para avanzar en la consolidación y profundización del proceso de integración regional».

 

Así comienza Jorge Taiana* sus reflexiones -a 30 años del Mercosur- para el Observatorio del Sur Global desde donde se ha preparado un abordaje integral para analizar la historia, el presente y las perspectivas de futuro en torno a este proceso abierto, dinámico y siempre en disputa cómo es la integración regional.

Y continúa: “En sus inicios el MERCOSUR estuvo signado por el paradigma económico hegemónico de la década del noventa, centrándose en la administración de los flujos comerciales y los conflictos derivados de ellos en distintos sectores económicos. Esta visión “mercantilista” y limitada de la integración fue modificándose a partir del surgimiento de nuevos liderazgos regionales a comienzos de este siglo. Es así que se revalorizó al MERCOSUR como un camino para alcanzar el desarrollo de los países miembros, a la vez que se fue evolucionando hacia una visión multidimensional del proceso de integración.

A lo largo de esos años, se produjeron importantes avances en materia económica, social y política, con la inclusión de nuevos miembros, a la vez que se alcanzó una buena articulación entre los países en decisiones geopolíticas trascendentes para la región.

A partir del cambio de paradigma en la región y del claro liderazgo de los Presidentes Kirchner y Lula, el MERCOSUR fue concebido como una herramienta estratégica a la hora de delinear la política nacional, regional, hemisférica y global.

En el año 2008, con el comienzo de la crisis financiera-económica mundial, el proceso de integración experimentó un amesetamiento por la caída del precio de las commodities y la pérdida de impulso de las economías de la región, que afectó especialmente a Brasil, nuestro principal socio comercial. Esta desaceleración condujo a los gobiernos a focalizarse en los aspectos comerciales del proceso de integración desde una perspectiva defensiva, creando algunas trabas y barreras dentro del bloque.

Hoy el mundo sufre la crisis más grave del capitalismo a nivel global por la aparición de una pandemia que ha modificado las relaciones entre los países y ha reducido a su mínima expresión los movimientos de personas y productos, ha trastocado las relaciones de poder y ha evidenciado la necesidad imperativa de fortalecer un sistema multilateral que brinde respuestas efectivas ante el avance de problemas globales. Y es en este contexto que la mejor vía para favorecer nuestra inserción internacional, reafirmar y defender nuestros intereses como país es la consolidación del MERCOSUR y de los procesos de integración regional en marcha.

En un mundo inestable, con cambios trascendentes en el sistema económico y financiero y la emergencia de nuevos centros de poder, una vez más debemos trabajar para profundizar el proceso de integración. Un MERCOSUR fuerte es una condición necesaria para favorecer el desarrollo de nuestros países, a la vez que nos permitirá potenciar nuestra voz en este nuevo escenario internacional.

Hoy más que nunca, los que creemos que la única posibilidad de desarrollo sustentable radica en la integración regional, debemos multiplicar nuestros esfuerzos para que el debate por la integración y la lucha contra la pérdida de autonomía sea una tarea que se coordine entre las distintas fuerzas sociales, económicas y políticas que aspiramos a una región en paz, justa, libre, soberana e integrada”.

 

*Senador Nacional, Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, ex Canciller de la República Argentina.

 

Ver la nota completa en: https://observatoriodelsurglobal.com/30-anos-del-mercosur-y-la-vigencia-de-una-alianza-estrategica/

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *