Las políticas económicas de la década del 90 resultaron sumamente nocivas para los trabajadores, ya que fue sin  precedentes el incremento de la desocupación y de la subocupación. El deterioro se extendió también a las condiciones de trabajo y a la estabilidad en el empleo. Tras la fuerte devaluación y la crisis económica, social y política que le siguió, la economía volvió a crecer y, con ello, volvió a incrementarse la ocupación, pero esta vez bajo un esquema diferente. Cómo impactaron estas nuevas políticas en la creación de empleo, qué implicaron para los trabajadores y cómo afectaron las condiciones laborales es de lo que trata este documento elaborado por el Centro de Estudios de Formaciòn Sindical.

 

{phocadownload view=file|id=7|target=s}

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *