pedrocsa

Wasiejko: “Una Federación tiene que estar a la vanguardia en la defensa de los derechos de trabajadores de la industria”

Esta semana se produjeron tres conflictos en tres regiones distintas del país: Pilar, Mercedes y Santa Cruz. Allí estuvo la FeTIA para acompañar el reclamo de los trabajadores.

El pasado jueves 15 de agosto, organizaciones nucleadas en la FeTIA-CTA realizaron una actividad en la empresa Kromberg & Schubert, ubicada en el Parque Industrial de Pilar, en apoyo a la lucha que vienen llevando adelante de los trabajadores desde marzo en un largo conflicto que hasta ahora tuvo como saldo 12 despidos. De dicha acción participó Pedro Wasiejko, secreteario general de FeTIA-CTA. La actividad consistió en un bloqueo en la puerta de la planta, cuyo objetivo era exigirle a los directivos de la empresa que recibieran a los delegados de FeTIA que trabajan en Kromberg, los reconozcan como interlocutores y reincorporen a los trabajadores despedidos.

Jesús Humaño, dirigente de la FeTIA en Pilar, afirmó que “lo que motivó esta movilización es que tanto la empresa como el Sindicato del Plástico habían manifestado la idea de que podría haber despidos entre los trabajadores estén afiliados a la FeTIA, y aquí estamos ante persecución gremial, y violación de leyes y fallos preexistentes”. Hasta el momento, los afiliados de que trabajan en Kromberg & Schubert son 130 y la compañía despidió a cuatro de ellos: Andrea Ruíz, Fabricio Blesa, Selva Paco y Silvia Martinez.

Según declaraciónes de María Trolio, trabajadora de Kromberg y miembro de la Comisión de Representantes nucleados en FeTIA, “desde la comisión le pedimos al Sindicato del Plástico que convoque a elecciones y declaramos la intención de presentarnos con una lista. La respuesta del Sindicato fue la oposición total: mientras anunció que piensa llamar a elecciones en los próximos meses, dejó en claro que no permitirá que participe ni que se presente ningún afiliado a CTA. Nosotros queremos seguir siendo parte del sindicato porque no es incompatible estar afiliados en la FeTIA-CTA. La persecución es evidente”.

El bloqueo a la planta se había iniciado al mediodía. Cerca de las 16, debido a una denuncia de la empresa, se hizo presente un fiscal de turno. La autoridad judicial tuvo acceso a la fábrica y se reunió con los directivos de la empresa, quienes se comprometieron a no despedir personal. Con este nuevo compromiso, los compañeros de la FeTIA levantaron el bloqueo y seguirán atentos a las actitudes de la patronal y del Sindicato del Plástico.

Mientras tanto, en Mercedes, trabajadores de la empresa Aceros Borroni iniciaban un paro luego de que la gerencia resolviera comunicarles el despido de Jorge Collado y Jesús Guerra, dos referentes de la FeTIA-CTA de la misma localidad. En el caso de Guerra, despedido por segunda vez de la firma luego de haber sido reincorporado tras un conflicto con paros incluidos, afirmó que “desde hace tiempo venimos denunciando la conducta de los directivos locales que se dirigen a los trabajadores insultándolos con calificativos irreproducibles. Esta vez decidimos decir basta”. Este trabajador, además, fue expulsado como afiliado de la UOM Mercedes, que aun conduce el interventor que designó la dictadura de Jorge Rafael Videla en 1976.

Hoy a las 11 de la mañana hubo una audiencia Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires Delegación Mercedes, en la que participaron la empresa y los delegados junto a los funcionarios. En esa mesa la compañía afirmó no estar dispuesta a revertir la decisión de los despidos, por lo cual el ministerio dictó la Conciliación Obligatoria. Los trabajadores decidieron acatar la Conciliación y concurrir a trabajar el próximo martes -luego del feriado- siempre y cuando la empresa cumpla con su parte y les permita ingresar, si esto no ocurre, continuarán con la medida de fuerza. La Conciliación estará vigente hasta el próximo jueves, en donde habrá una nueva audiencia, con presencia de las tres partes, ésta vez en la empresa.

Al mismo tiempo, en la provincia de Santa Cruz, un conflicto que estaba en pie desde los incios de este mes se resolvía favorablemente. Fue en la empresa Minera Santa Cruz y el gremio interviniente, perteneciente a la FeTIA, es la ASIJEMIN (Asociacion Sindical del Personal Jerárquico Profesional y Técnico de la Actividad Minera Argentina).

El 1° de agosto la empresa había despedido a dos trabajadores del área de seguridad, sin aparente causa. Ante esta situación se realizó una asamblea en donde los delegados decidieron pedir su reincorporación, pero además elevar un petitorio de 25 puntos con distintos reclamos de mejoras laborales para iniciar un diálogo.

Por la falta de respuesta de la patronal, los trabajadores le comunicaron a la Secretaría de Trabajo de Perito Moreno, localidad más cercana a la mina, que iniciaban un paro por tiempo indeterminado. La Secretaría dispuso la Conciliación Obligatoria hasta el martes 13 de agosto, en la que convocó a una mesa de diálogo. Marcelo Mena, secretario general de ASIJEMIN, cuenta que aun está sorprendido por lo que ocurrio ese día: “al sentarnos a dialogar la secretaría, la empresa y nosotros, no lográbamos llegar a un acuerdo. Entonces la secretaría decide liberar a las partes, desentenderse del conflicto y dejar librada la situación a lo que ocurra entre el sindicato y la empresa. De inmendiato todos los delegados nos fuimos a la mina, y en asamblea se decidió un paro por tiempo indeterminado hasta obtener alguna respuesta por los despidos y el petitorio. Fue un paro con asambleas permanentes cada seis horas, un debate muy rico y de alto nivel político y participación plena de los trabajadores. Tampoco hubo agresiones, ni daños materiales, ni ningún tipo de inconvientes dentro de la mina. O sea, ni un atisbo de burocracia sindical o métodos que no tienen que ver con nuestra manera de estar con los trabajadores. Por eso, la empresa quiso desalojarnos con la fuerza pública pero no encontró motivos”, relató el dirigente. Finalmente, ayer la compañía ofreció el cese de los despidos y se comprometió a generar una mesa de diálogo para darle curso al petitorio, reconociendo a las partes. Llegado este acuerdo, se levantó el paro.

La empresa Minera Santa Cruz está operando desde 2007 y es de capitales internacionales (de origen peruano). Extrae oro y plata. Tiene una planta de alrededor de 1200 trabajadores, 350 de ellos son profesionales, técnicos y jerárquicos. Doscientos de ellos están afiliados a ASIJEMIN y hoy son parte de FeTIA. En este conflicto resuelto, entonces, también estuvo presente la FeTIA.

Hoy la FeTIA tiene el desafío de encarar situaciones simultáneas en todo el país, dando apoyo a los trabajadores de los distintos sectores de la industria para que nunca estén solos ante persecuciones o violaciones a sus derechos. Wasiejko señaló al respecto que “ésta es la única manera de estar con los trabajadores: en su lugar de trabajo y generando unidad para que sigan eligiendo sus delegados y defendiendo sus derechos. Sin burocracia sindical, con solidaridad y prácticas democráticas. De esta manera, demostramos que se puede seguir luchando más allá de resultados que a veces resultan adversos y otras veces son exitosos”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *