Pedro Wasiejko, Edgardo Depetri y Leandro Mena, integrantes de la Comisión Directiva de la Federación de Trabajadores de la Energía, Industria, Servicios y Afines (FeTIA), participan en las listas que disputarán cargos el próximo 11 de agosto en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

 

Otros miembros de la conducción nacional, como Estela Díaz y Ariel Basteiro, en lugares importantes para disputar las internas en ciudades como La Plata e Ituzaingó; además Emilio Fleitas en Moreno-, resignaron sus aspiraciones en aras de la unidad.

 

Lo mismo pasó con Gustavo Héctor Careaga, del sindicato papelero SOEP quien resignó su puesto en la lista de diputados nacionales por la provincia de Misiones. La FeTIA comprendió la oportunidad de amplificar la voz de los trabajadores, de aportar conocimiento desde una perspectiva integral, no sólo de lo que ocurre y se necesita en el mundo del trabajo, sino también en el barrio y en la propia comunidad.  Los trabajadores, que dan la pelea en el día a día también quieren y tienen derecho a participar en la toma de decisiones. ¿Qué pueden aportar en los lugares de poder? De eso hablamos con cada uno de los candidatos en este artículo.

 

El secretario general de la FeTIA, Pedro Wasiejko y uno de los fundadores de la CTA en 1991, integra la nómina de candidatos a senadores provinciales de la lista que encabezan Axel Kicillof y Verónica Magario, por el Frente de Todos, en la provincia de Buenos Aires. “Para la FeTIA es muy importante que la federación tenga una inserción en el mundo de la política en general y de la política electoral en particular, para que se pueda amplificar la voz de los trabajadores. Es importante que nos podamos hacer escuchar en los lugares que corresponde. Tenemos mucho para aportar para el desarrollo de nuestro país. Por ejemplo, tenemos posiciones muy claras respecto a qué hacer para tener un sistema energético sustentable, que no produzca pérdida de divisas y que sea una herramienta para el crecimiento. O en relación al tema del acuerdo que se anunció entre el Mercosur y la Unión Europea. Los trabajadores estamos en desacuerdo, no porque no queramos que haya comercio entre ambas regiones sino porque las implicancias de este convenio son totalmente desfavorables para el sector industrial y productivo de los países que integran el Mercosur y va a afectar de manera directa al sector textil, al de calzado, al automotriz y al de petroquímicos, por mencionar algunos. Los trabajadores y los dirigentes sindicales tenemos para aportar una visión integral que no sólo tiene en cuenta la rentabilidad, como lo plantean los funcionarios CEOS que hoy ocupan los principales cargos en el gobierno, sino respecto a qué se necesita para crecer y para tener una sociedad más justa e igualitaria”, expresó.

 

Por otra parte, Edgardo Depetri que en 1987 fue secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en la seccional Río Turbio, fundador junto a Wasiejko de la CTA, diputado nacional mandato cumplido y actualmente secretario de Asistencia Social de la FeTIA, es precandidato a intendente de la ciudad de Lanús. “Los trabajadores somos los hacedores de la riqueza nacional, tenemos conciencia política y de clase desde que nos afiliamos a un sindicato y nos organizamos y nos movilizamos para defender nuestros puestos de trabajo, nuestros salarios y también desde el 17 de octubre del 45 somos protagonistas políticos y sujetos de la transformación del país y de la sociedad que nos alumbró”, señaló.

 

Néstor Grindetti, quien ganó la intendencia de Lanús en el 2015, fue integrante del directorio de SOCMA, empresa de la familia de Mauricio Macri y ministro de Hacienda de la Ciudad de Buenos Aires durante la gestión del actual presidente de la Nación. “Grindetti hace obras en los centros de Lanús y tiene abandonados los barrios”, explica Depetri. Y agrega: “Nosotros vamos a ser un gobierno de la periferia al centro, haciéndonos cargo de las demandas más importantes que tiene Lanús. Hay temas que son locales, provinciales y nacionales. El más importante es la creación de empleo y detener la caída del trabajo por cierre de empresas producto de la importación y de la recesión. Es necesario generar políticas para que Lanús sea aquella ciudad industrial que fue hasta el 70 y que después destruyó el neoliberalismo, que nosotros recuperamos con el gobierno de Néstor y Cristina y que hoy ha vuelto a caer producto de este modelo que lo que hace es desindustrializar permanentemente. Los comercios cada vez venden menos; la tasa de interés, la inflación, el alquiler, todo eso golpea sobre la producción. Nosotros vamos a trabajar primero para defender los puestos de trabajo y las empresas locales”, aseguró.

 

Leandro Mena es trabajador aeronáutico. Cumple funciones en Aeroparque e integra la Asociación de Personal Aeronáutico. También es secretario Gremial de la FeTIA. Integra la lista de concejales en Merlo. Si bien va como suplente, asegura que es un gesto muy importante que en una ciudad de 800 mil personas, un trabajador, joven y dirigente gremial ocupe un puesto en una lista de 36 personas. “Los trabajadores tenemos que estar en la política y ocupar cargos. Tenemos la realidad de lo que pasa en el día a día, en los ámbitos de laburo. Muchas veces nos quedamos esperando que sean los políticos los que generen cambios para los trabajadores y tenemos que entender que somos nosotros los que tenemos que generar y ser el motor de cambios de algunas situaciones.”, aseguró. Entre los proyectos a presentar, Mena señaló que es fundamental generar una política de primer empleo. Y destacó que dirigentes como Pedro Wasiejko en la FeTIA, Hugo Yasky en la CTA y Gustavo Menéndez en Merlo promuevan la participación de los jóvenes y permitan que ocupen espacios de poder.

 

La transformación de la sociedad para lograr el buen vivir es a través de la participación en toda actividad política, sindical, cultural o religiosa. Muchas veces con la militancia partidaria o sindical sola no alcanza. Es ahí donde se justifica que militantes que vienen de otro campo como puede ser el ámbito sindical, participen como candidatos en las estructuras políticas partidarias.  De esa manera ayudan a sostener las conquistas sectoriales y se pueden mejorar las condiciones de vida de todos y todas. En mi caso particular fui toda mi vida militante sindical y partidario y en el año 2001 asumí la responsabilidad de presentarme a un cargo electivo como diputado. Entendí entonces que con la actividad sindical no se alcanzaba a transformar y avanzar más allá de lo reivindicativo y que con la actividad tan solo partidaria faltaba el contacto con el sujeto social transformador que es la clase trabajadora”, señaló Ariel Basteiro, secretario de Relaciones Internacionales de la FeTIA y ex embajador argentino en Bolivia.

 

Para Estela Díaz, secretaria de Relaciones Institucionales de la FeTIA, “en estos años de políticas neoliberales, la resistencia del sindicalismo organizado, de trabajadoras y trabajadores ha sido enorme y no solo logró frenar avasallamientos de derechos sino, particularmente en el caso de las mujeres, hasta dar debates por la ampliación de ellos. De modo que es fundamental en este tiempo, que es el tiempo de la política y de la disputa electoral, que trabajadores y trabajadoras estemos también representados en las listas. En las provincias, en los municipios, y en la lista nacional también ha habido compañeros que por suerte nos están representando y junto al Frente de Todes entendemos que estamos proponiendo a la ciudadanía una esperanza de futuro. Nuestra voz que estuvo en la resistencia, está ahora presente en la participación de las listas, aunque nos hubiera gustado ser más, celebramos hasta donde se llegó y nos estamos preparando también para ser parte protagonista del próximo gobierno popular, nacional, democrático y feminista”.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *