Por la vida, contra la muerte construyamos juntos un mundo para todos y todas y con todos y todas.

 

La FeTIA, junto a un importante grupo de confederaciones, federaciones y sindicatos de Latinoamérica expresaron en un comunicado su posición frente al conficto Rusia – Ucrania que reproducimos:

 

Nosotros, sindicatos afiliados a Industriall Global Union, venimos en este documento a declarar nuestra posición política por la paz y contra las guerras. La guerra es una opción inaceptable para resolver conflictos diplomáticos o comerciales y, en última instancia, penaliza a los más pobres, trae destrucción masiva y aumenta el sufrimiento y el dolor a nivel mundial.

Creemos que lo que está sucediendo hoy en Ucrania muestra la ineficacia de la diplomacia dirigida al control de las armas y los recursos naturales y reafirmamos que la solución de las diferencias debe tener lugar a través del diálogo y la construcción de salidas que respeten la soberanía de los pueblos. Sin olvidar la persistencia de una lógica imperial decadente que obturó una solución, histórica y geo políticamente viable.

No podemos aceptar como algo natural, y mucho menos ignorar los más de 14.000 muertos y miles de heridos como resultado de ocho años de conflicto entre Ucrania y las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk.

Tampoco podemos dejar de denunciar y condenar la clara violación del compromiso público global de que las fuerzas de la OTAN no avanzarían más allá de los confines de la Alemania reunificada.

Condenamos igualmente la operación militar rusa en Ucrania, donde la población civil y los trabajadores son principales víctimas de sufrimiento y muerte.

Exigimos el fin de la guerra en Ucrania con un acuerdo entre Rusia y el gobierno de Kiev para garantizar un alto el fuego inmediato y la garantía de no despliegue de bases militares en Ucrania. También exigimos una solución negociada a la cuestión de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk por parte de Ucrania para poner fin al sangriento conflicto que se ha prolongado durante ocho años.

Abogamos por una reforma en el Consejo de Seguridad de la ONU que le permita garantizar la paz en el mundo. Esto impone modificar su composición, que debe ser inclusiva e impulsar un plan para el desmantelamiento de las bases militares estadounidenses en todo el mundo.

Hacemos un llamamiento a los trabajadores de Rusia, Ucrania y del mundo para que luchen juntos contra la guerra de los gobiernos autoritarios y belicistas y por una política de paz y no de agresión.

Por la vida, contra la muerte construyamos juntos un mundo para todos y todas y con todos y todas.

 

Carta-afiliados-America-Latina-Espanhol

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.