La opinión unánime de los concurrentes a la reunión Regional Cono Sur del sector del papel y celulosa organizado por la oficina Regional de IndustriAll es que este tipo de encuentros «enriquece la comunicación entre los trabajadores y dirigentes obreros» y permite «dar una respuesta unificada frente a un empresariado que actúa y proyecta en acuerdo con sus intereses tanto locales como globalizados».

 

Buenos Aires fue sede durante los pasados 23 y 24 de marzo de dos días de exposiciones e intercambio de experiencias de dirigentes gremiales del papel y la celulosa del Cono Sur, con por lo menos dos elementos destacados: por un lado, la concurrencia de dirigentes de otros países como Uruguay y Brasil; por el otro, una presencia cada vez más protagónica de jóvenes sindicalistas del Sindicatos del papel y celulosa del interior de nuestro país, con una mirada renovada sobre el rol de los trabajadores de la industria y la decisión de involucrarse y participar en la gestión sindical.

? «Nosotros somos un sindicato nuevo, con mucho para aprender. Nos vamos a nuestra provincia con nuevas herramientas para aplicar en nuestra responsabilidad de todos los días», afirmaba Mario Valdéz del Sindicato de Papeleros de San Juan.

Organizado por la oficina regional de IndustriAll con sede en Montevideo, estuvieron presentes su titular Jorge Almeida, Director Regional, Héctor Castellanos, Director de Proyectos y el compañero Anatoly Surin responsable mundial en IndustriAll del sector del Papel y Celulosa. 

Surin dio un informe sobre el desarrollo de las redes sindicales del Sector papel y celulosa y los avances en Convenios marcos con las principales transnacionales del sector. 

El Encuentro coincidió con las vísperas del 39 aniversario del golpe de Estado en Argentina. Esta circunstancia dio lugar a la intervención de Pedro Wasiejko, secretario adjunto de la CTA de los trabajadores y titular de la FeTIA y SUTNA que aludió a aquel contexto histórico.

Wasiejko destacó el rol «de los trabajadores, como blanco de los atropellos y las persecuciones del régimen dictatorial» y compartió una lectura histórica del «plan de destrucción del aparato productivo nacional» que afectó miles de puestos de trabajo.

En contraposición, expresó la importancia de este tipo de reuniones de fortalecimiento de «visiones compartidas y de organización», como herramientas indispensables para la unidad de las organizaciones sindicales en el país y en la región.

En esa misma dirección se expresó Julio Burgueño, de la Federación Papeleros de Uruguay (FOPCU) al destacar que «estos tres últimos años han marcado un enorme afianzamiento de los trabajadores del papel en América Latina, dejando atrás viejos enfrentamientos que nos involucraron involuntariamente», aludiendo a la crisis de las papeleras del resonado caso Botnia. 

En las conclusiones se destacó que la creciente concentración del capital y su expansión en la región hace indispensable avanzar en el fortalecimiento de los vínculos sindicales, también esto es posible por políticas correctas de construcción en la diversidad, con pluralidad como las llevadas adelante por IndustriAll.

El último día se consensuó un plan de acción para el año, en el que los diversos sindicatos tomaron responsabilidades y compromisos.

Por Brasil concurrieron representantes de la CNQ-CUT, STI Caieiras y Guaiba; de Uruguay, compañeros de la FOPCU, representantes de Ecuador, así como de la Sask (organismo de cooperación de los sindicatos finlandeses) y representantes regionales y mundiales de IndustriAll.

Por Argentina, representantes de sindicatos del papel y celulosa de Misiones, San Juan y San Luis.

Los compañeros de Chile no pudieron asistir siendo habituales miembros de la red. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *