En una visita que realizan a Argentina, dirigentes de la Federación Sindical del Municipio de Chengdú, con 14 millones de habitantes en el sudoeste chino, entrevistaron a sindicalistas de la CTA argentina para conocer la realidad laboral de nuestro país. El encuentro se hizo en el centro cultural BuddhaBA y contó con la colaboración de la Asociación Barrio Chino de Belgrano y de la revista Dang Dai.

Una delegación de alto nivel de la ciudad de Chengdú, capital de la pujante provincia de Sichuan, visita la Argentina y entre otras actividades se reunió este jueves con sindicalistas argentinos. Igual que hicieron con otros actores, en este caso los visitantes quisieron conocer de primera mano el mundo de las relaciones laborales en Argentina.

Chengdú tiene 14 millones de habitantes, está ubicada al sudoeste de China y el gobierno central la designó como centro logístico, comercial, financiero, científico y tecnológico, así como de transporte y comunicaciones del oeste del país, que está menos desarrollado que el oriente. Es ahora un centro importante de las actividades rurales e industriales y una encuesta sobre ámbitos de inversión que hizo el Banco Mundial en 2007 la calificó como «ciudad base para las inversiones en el interior de China».

El encuentro con gremialistas fue realizado en el restaurante BuddhaBA, que dirige Margarita Lin Shyu de Hsieh, y gestionado por la revista Dang Dai.

Participaron varios miembros de la misión –sindicalistas y funcionarios del gobierno municipal- liderados por Guo Qiang, vicepresidente de la Federación Sindical del Municipio de Chengdú, enrolada en la central obrera nacional, y ofició de intérprete Antonio Chang, directivo de la Asociación Barrio Chino de Belgrano.

Por la parte argentina fueron interlocutores sindicalistas de los gremios de prensa y del neumático, siendo el principal vocero Pedro Wasiejko, titular del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático de la Argentina y secretario general adjunto de la CTA, Central de los Trabajadores Argentinos.

La delegación china indagó acerca de las condiciones en que se desarrolla el gremialismo argentino, los mecanismos de negociación colectiva sobre salarios y normas laborales, los beneficios que prestan los sindicatos a sus afiliados, incluido aquellos en casos de desempleo; estadísticas sobre ocupación, desocupación y niveles salariales, y relaciones laborales entre trabajadores, patronales y Estado.

Wasiejko explicó, entre otros puntos, la realidad laboral argentina previa a la dictadura militar, el retroceso que sufrieron los obreros y las leyes sindicales en ese período y luego en los años ’90 y, más recientemente, la recuperación de los mecanismos de negociación colectiva y paritarias, y de los salarios, a partir de 2003.

Varias preguntas de la delegación de Chengdú apuntaron a cómo se relacionan los trabajadores con sus sindicatos en aspectos como bolsas de trabajo, cursos de capacitación, apoyo o no del Estado, rol de las patronales y cómo está situado nuestro país en lo sindical comparado con otros países de Sudamérica.

Wasiejko explicó que la afiliación es voluntaria (la ubicó en torno a casi 40% del total de trabajadores, es decir unos 7 millones de trabajadores sobre 17 de la población activa) y en cambio obligatorio el aporte para el sistema de obras sociales, que en forma casi inédita en el mundo manejan en Argentina los propios sindicatos y financian los trabajadores y los empleadores, con regulación estatal.

Respecto de la comparación con otros países vecinos, el dirigente de la CTA dijo que hoy nuestro país tiene niveles relativamente altos, con una tasa de desempleo que cayó por debajo del 8% (era casi el triple en la crisis de 2001) y salarios con un promedio que en dólares suman casi 400 el haber mínimo obligatorio (el más alto de la región), casi el doble el promedio total y cerca de 1000 dólares en el caso de los trabajadores formalizados, siendo que todavía en Argentina todavía casi un tercio de los empleados lo son de modo irregular.

Publicado por Dangdai

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *