Los trabajadores de Ford Motor Company de São Bernardo do Campo, Brasil persisten su lucha por la permanencia de la fábrica en la ciudad y la mantención de sus puestos de trabajo.

 

Los trabajadores de Ford se reunieron hoy 12 de marzo en asamblea y acordaron que continuarán su lucha contra el cierre de la planta. La decisión la tomaron tras el fracaso de la reunión que sostuvieron los dirigentes del Sindicato dos Metalúrgicos do ABC (afiliado a la CNM/CUT, que a su vez forma parte de IndustriALL Global Union) con el director de Ford, James Hackett, en la sede de la compañía ubicada en Michigan, en Estados Unidos, el 7 de marzo.

Como la reunión no tuvo ningún avance, el presidente del Sindicato dos Metalúrgicos do ABC, Wagner Santana les dijo a sus afiliados en asamblea:

“No hay que desistir, hay que resistir, presionar a Ford a que revierta su decisión. Porque cada trabajador y trabajadora, padre o madre de familia, ayudó a construir la riqueza de la empresa desde los cimientos, y son lo más valioso.”

Santana también les indicó que regresen a sus casas, que no trabajen y vuelvan a reunirse en asamblea mañana 13 de marzo para decidir los próximos pasos. Dijo que va a continuar las reuniones con autoridades del gobierno para que Ford suspenda la decisión y continúe las negociaciones.

La dirigencia del sindicato ya sostuvo diversas reuniones con autoridades del gobierno, como diputados, el alcalde, los concejales de la ciudad y con el vicepresidente de la republica para buscar apoyo.

Ford anunció el 19 de febrero que cerrará la fábrica que tiene desde 1967 en Brasil, sin dialogar con los representantes de los trabajadores en la región. Dijo que el cierre es parte su plan de reestructuración global que incluye la decisión de dejar de producir y vender camionetas en América del Sur.

La decisión afecta a los 2.800 trabajadores permanentes, a 1.700 tercerizados ya toda la cadena productiva. El sindicato calcula que, al sumar la cadena, el cierre de la fábrica también podría perjudicar a un total de 10.000 personas.

Por su parte, el secretario general de IndustriALL, Valter Sanches, participó en el acto inter-religioso en la Plaza Matriz del municipio São Bernardo do Campo (en el estado de São Paulo) del 7 de marzo donde expresó la solidaridad internacional hacia los trabajadores y dijo:

“Ford tiene que replantearse su estrategia, debe buscar nuevas inversiones, nuevos productos para seguir siendo competitiva. Es un momento difícil, donde lo que nos une son nuestros lazos de solidaridad. IndustriALL va a movilizar todas sus fuerzas para ayudar a que todos aquellos trabajadores de Ford en el mundo que vean sus empleos amenazados, consigan una victoria”.

(Artículo publicado en IndustriALL)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *