23 y 24 de marzo – Carlos Calvo 2721 – Buenos Aires

Nuestros compañeros papeleros se preparan para recibir a sus pares de la Red regional del sector en la sede central de la FeTIA.

El derecho fundamental de declarar la huelga se halla bajo presión y ataque del sector patronal y algunos gobiernos; estos grupos proponen cuestionar este derecho en la próxima reunión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que establece normas mundiales respecto a los derechos laborales. 

La CTA y la FeTIA acompañan la campaña de resistencia impulsada por sindicatos y trabajadores de todo el mundo a esta embestida contra un derecho fundamental. En este marco se realizó ayer, en el Teatro La Máscara de la ciudad de Buenos Aires, un acto convocado por la Secretaría Internacional de la CTA, en el que participó Julio Rosales en representación del Ministerio de Trabajo de la Nación. Nuestra central se prepara así para la reunión clave de la OIT sobre el derecho de huelga que se realizará del 23 al 25 de febrero.

El Convenio 87 de la OIT sobre libertad sindical, que ha sido ratificado por 153 países, ha sido, desde hace mucho tiempo, reconocido como un pilar defensor del derecho de huelga. Sin embargo, grupos empresariales y algunos gobiernos quieren desconocer este aspecto del Convenio.

El grupo de trabajadores y sindicatos de todo el mundo quieren que este asunto se remita a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), pero hay varios representantes gubernamentales que se oponen a esta proposición. 

 

Reunión del Comité Conjunto de Salud y Seguridad de ArcelorMittal en Avilés Asturias, España.

18 y 19 de Febrero

Reunión de IndustriALL en Hanover, Alemania

LA FeTIA rechaza todo intento desestabilizador. La Federación de Trabajadores de la Energía, Industria, Servicios y Afines (FeTIA) adherida a la CTA de los trabajadores, manifiesta su fuerte rechazo a la campaña de desestabilización golpista que tiene su expresión inmediata en la convocatoria a la marcha del 18 de febrero, y en las groseras, infundadas e inusitadas acusaciones contra la Presidenta de la Nación.

El sostenido avance de la institucionalización democrática ocurrido en la última década, que en el campo judicial ha tenido como última manifestación el nuevo Código Procesal Penal Nacional y la ley de Inteligencia en camino de sanción, tiene una potencia democratizadora que la corporación judicial no puede tolerar.

Rechazamos esta parodia democraticista de un pequeño grupo de fiscales, desprestigiados casi todos, apadrinados por los medios hegemónicos que no trepidan en mentir y construir una “verdad” que no tiene ningún fundamento y es claramente destituyente. Rechazamos también el siempre renovado oportunismo de dirigentes políticos capaces de todo tipo de inconductas y servilismos y tan proclives a hacerse eco -irresponsablemente- del terrorismo periodístico y televisivo imperante, que impulsa y estimula a seguir esmerilando las instituciones republicanas.

La República Argentina necesita seguir trabajando en Paz, para avanzar aún más en las conquistas sociales y laborales ya logradas, la inclusión social, la defensa del patrimonio público, la independencia económica y la soberanía política que la ciudadanía ha recuperado después de la crisis terminal de 2001 y 2002.

En la República Argentina, a 18 de Febrero de 2015.