La conducción transversal que hizo posible el paro nació en la calle

La conducción transversal que hizo posible el paro nació en la calle

 

El 21F en la avenida 9 de Julio de Buenos Aires, frente a una multitud similar a la del 25S, un grupo de dirigentes convocó a construir una oposición sindical al modelo económico del gobierno nacional. Sobrevolaba entonces el deseo de instalarse en la agenda de todo el movimiento obrero y sumar en la patriada a los sectores afectados por la concentración y el endeudamiento más vertiginoso de nuestra historia.

El martes 25 de septiembre se recordará por años como la jornada en la que aquel sueño ganó la calle. Ya no se pone el acento en la cantidad de manifestantes porque fue enorme, tampoco en el carácter metropolitano, porque se replicó en las principales capitales del país, ni en los índices de acatamiento que superaron largamente el 90%. Se trata de la reafirmación, en los hechos, de una conducción transversal parida en la calle. La unidad del movimiento obrero está cada vez más cerca de las bases que de la conveniencia de las cúpulas. Nacen de luchas difíciles que vienen sosteniendo los trabajadores de los Astilleros Rio Santiago, los mineros de Río Turbio o los despedidos de la Agencia Télam, de todos los que padecen cierres cotidianos de sus fuentes de trabajo, como las emblemáticas Cresta Roja o Alpargatas, las fábricas de zapatillas, los suspendidos de las grandes empresas como las automotrices o los que reclaman reapertura de las paritarias que amenazan con terminar el año veinte puntos debajo de la inflación. Todos ellos se sienten expresados en este paro y esas marchas masivas que se repitieron en todo el país. La escalada prometida en el acto de la Plaza de Mayo de que habrá uno y mil paros, una y mil marchas hasta que obliguen a cambiar el modelo económico o que cambie el gobierno, señala la meta de un año de agitación y lucha que ha logrado la legitimación de la clase trabajadora y del campo popular. La campaña electoral para los trabajadores conscientes de lo que viven no será frente a un televisor en el comedor de su casa, aislado del resto, sino en la calle reclamando y exigiendo sus derechos junto a sus pares.

El momento actual puede equipararse a los tiempos del “Rodrigazo”, cuando las Coordinadoras de Gremios en Lucha movilizadas durante diez días paralizaban los cordones industriales de todo el país y obligaron a la CGT de entonces a convocar a aquel paro con movilización que implicó la renuncia del primer engendro neoliberal que encabezó Celestino Rodrigo y se llevó consigo al todopoderoso José López Rega, responsable de los horrorosos asesinatos realizados por la Triple A. Ojalá la actual Ministra de Seguridad recuerde aquellos momentos y entienda que cuando los reclamos cobran volumen no hay represión que los detenga. Las reiteradas amenazas al líder docente Roberto Baradel, que tan poco preocupan al gobierno nacional, hablan por sí solas de la impotencia que genera esta medida de dimensiones históricas. Las provocaciones de la Prefectura Naval en el Puente Pueyrredón sólo sirvieron para exacerbar los ánimos y multiplicar los piquetes con los que amaneció el 25 el Conurbano bonaerense.

El grado de autonomía que las jóvenes conducciones de las regionales cegetistas exhiben con respecto a los casi gerontes dirigentes nacionales que monopolizan la superestructura del sindicalismo, dinamiza el debate y augura una pronta superación de esta contradicción de largo arrastre. La marcha unitaria a la histórica plaza fue precedida por luchas unitarias en la mayoría de las provincias y sus distintas regionales, que se constituyeron en un mensaje directo para aquellos dirigentes nacionales. En Río Negro se repitió el paro de hace un mes, con importantes marchas en Bariloche, Viedma y General Roca. En Córdoba fueron 15.000 los concentrados y los distintos sectores participaron en la marcha y en el acto. Cerró el acto el secretario general de Luz y Fuerza en lucha contra la privatización de la EPEC. Todos los oradores convocaron a seguir la lucha. Cabe señalar que la jornada cordobesa fue de 36 horas.

El gobierno creía que con aprietes y amenazas a una veintena de dirigentes gremiales podría contener al mundo del trabajo agredido hasta en su orgullo. Hoy se encuentra mendigando préstamos en los Estados Unidos con un paisaje de paro pocas veces visto en su magnitud. En Rosario hubo una seguidilla de tres marchas. La primera el día lunes donde la CTA Autónoma junto a los movimientos sociales movilizó cerca de 10.000 manifestantes. Las otras dos en la mañana del martes, una con la UOM, el SMATA y los Municipales, que repitieron esa cantidad. En el cierre de la protesta el Movimiento Sindical Rosarino, junto a la CTA de los Trabajadores y el Movimiento Obrero Santafesino, congregaron unas 25.000 almas con un desbordante cierre expresado por representantes de todas las organizaciones convocantes.

En la ciudad de Santa Fe fueron también unas 10.000 almas, un poco menos en la ciudad de Reconquista y otra más en la ciudad de Gálvez. La protesta fue la expresión más federal de las que se desarrollaron hasta ahora y pone de manifiesto un esquema unitario que le posibilite dar un salto de calidad a la pelea. La unidad viene arrasando las pretensiones de representación por arriba, el improbable talón de Aquiles, por donde busca el gobierno frenar la ola de protesta. En resumen, al calor de la dura resistencia que están dando los trabajadores de Astillero Rio Santiago, los estatales de ATE Capital, los docentes de varios distritos con cabeza en la golpeada localidad bonaerense de Moreno, los patagónicos o los despedidos de Télam, se abriga y manifiesta el resto de la clase trabajadora. Fue llamativo además cómo en la marcha central de Rosario la inmensa mayoría respondía a sindicatos formales con sus remeras identificatorias y sus dirigentes a la cabeza de las columnas. Cada vez más las masivas movilizaciones obreras se parecen a sí mismas en otros momentos de la historia.

En una ciudad vacía de actividad cotidiana resonaron los bombos inundando de clasismo las consignas con que repudiaban al gobierno nacional y recuperando el folklore del eterno peronismo de los trabajadores. Los discursos pronunciados por varios oradores eran respuesta en tiempo real a las palabras y los bailes de Mauricio Macri en los Estados Unidos y celebraron cuando se conoció la renuncia de Luis Caputo al frente del Banco Central. Cuando las cosas suceden de esta forma, la crisis más que económica es política y su resolución nunca coincide con lo que marca el calendario institucional. La escasa sobrevida de este gobierno en terapia intensiva no depende de sí mismo sino de sus mandantes.

Pasado el mediodía, a la hora del balance, tras anunciar el total acatamiento a la medida de fuerza, Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña respondieron a la prensa con una mirada entre amenazante y resignada, pidiendo un cambio de rumbo que no anida ni remotamente en la cabeza de Macri. Al final de una jornada histórica del conjunto de organizaciones queda nuevamente flotando en el ambiente la angustia de no saber que rumbo se tomará en el futuro inmediato. Entre la cerrazón del gobierno y la presión de las bases la crisis de conducción del sindicalismo argentino continúa en carne viva.

En otro escenario Hugo Yasky, Pablo Moyano, Sergio Palazzo, Omar Plaini, Pablo Micheli y Roberto Baradel habían dado el informe del paro con una mirada abiertamente confrontativa con el gobierno nacional prometiendo darle continuidad al plan de lucha. El próximo desafío será el tratamiento, en la Cámara de Diputados, del presupuesto nacional que sólo contiene metas de inflación, valor del tipo de cambio de imposible cumplimiento y medidas de ajuste que en este clima de lucha también lo serán. Y prometen una gigantesca marcha a Luján para octubre. A dios rogando, y con el mazo dando.

 

(Artículo publicado en El Cohete a la Luna)

Prensa Latina, la Agencia Latinoamericana de Noticias, entrevista a nuestro compañero Ariel Basteiro, recién electo secretario de Relaciones Internacionales, en la movilización del lunes 24/9.
Prensa Latina, la Agencia Latinoamericana de Noticias, entrevista a nuestro compañero Ariel Basteiro, recién electo secretario de Relaciones Internacionales, en la movilización del lunes 24/9.

 
 
Por Maylín Vidal

Buenos Aires, 24 sep (PL) La clase trabajadora argentina salió hoy aquí una vez más a las calles a acompañar un paro de 36 horas de las centrales obreras para exigir al gobierno frenar las políticas económicas que, afirman, están avasallando al que menos tiene.


Cortejados por un sol poco visto en los últimos meses, las camisetas verdes que representan a la Asociación de Trabajadores del Estado, uno de los sectores más golpeados por el recorte de personal, el rojo de los colectivos de la economía popular y el azul celeste de la Central de Trabajadores de Argentina y su hermana Autónoma se fundieron en esta jornada de lucha.

En la larga avenida de Mayo, que conecta al Congreso con la Casa Rosada, estaban empleados argentinos de todos los sectores, jóvenes, adultos, ancianos, y también desempleados que hoy luchan por recuperar sus trabajos, enarbolando banderas, gritando consignas, algunas ingeniosas contra el Ejecutivo de Mauricio Macri.

En la calle también, y rodeadas de mucho amor y gente de pueblo que las aplaudían y las abrazaban, estaban las Madres de Plaza de Mayo junto a su presidenta, la defensora de derechos humanos Hebe de Bonafini, quien con el puño en alto y su infaltable pañuelo blanco acompañaba a los presentes.

Estamos aquí nuevamente movilizados todos contra estas políticas de ajuste, contra la falta de control en la economía, contra proyectos de ley que siempre benefician a los sectores de poder, declaró a Prensa Latina el secretario de relaciones internacionales de la Federación de Trabajadores de la Energía, los Servicios y la Industria de Argentina, Ariel Basteiro.

Asimismo, agregó que este paro de 36 horas se complementará mañana con el de la Confederación General del Trabajo y todos los movimientos sindicales que, dijo, enviaremos una clara demostración de oposición a las políticas del Gobierno.

Basteiro precisó que uno de los reclamos en esta marcha es el acuerdo convenido con el Fondo Monetario Internacional que nos traerá más endeudamiento, sostuvo tras añadir que el proyecto de presupuesto de 2019 ha sido construido, formado y supervisado por ese organismo.

Eso significa mayor ajuste, mayor pérdida de salarios, más inflación y el endeudamiento que pagarán nuestros hijos, nietos y los hijos de nuestros nietos, declaró.

Distintos rostros de la lucha social se movilizaron desde horas tempranas para coincidir en la Plaza de Mayo, desde donde el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, envió un mensaje a la Casa Rosada, sede del poder Ejecutivo.

‘El gobierno tiene que entender que los trabajadores y trabajadoras vamos a estar en la calle hasta que cambien su política económica’, dijo desde la tribuna levantada en el icónico lugar.

Entre frases y arengas de los manifestantes, Yasky advirtió que la clase trabajadora estará en la calle movilizada hasta que sea necesario.

‘Esos que en Washington venden a Argentina, a Brasil y a la región como el patio trasero. No, este no es el patio trasero. Esta es la región que tuvo a San Martín y a Simón Bolívar. No vamos a volver a ser colonia, ni nos van a entregar como si fuéramos simplemente un botín de guerra. Vamos a reivindicar nuestros derechos’, gritó desde el estrado el dirigente social.

En una Argentina donde la convulsión social late, la marcha de hoy avizora lo que sucederá este martes donde se espera una Buenos Aires desierta por el contundente paro de las centrales obreras, cuyos efectos ya se sienten con varios servicios interrumpidos, entre ellos el transporte, y negocios cerrados.

 
(Fuente: Prensa Latina)

Última información adelantada por CIFRA (Centro de Investigación y Formación de la CTA T)

La información publicada hoy sobre el mercado laboral se refiere al segundo trimestre del año. Por cuestiones de estacionalidad, debe compararse con el mismo trimestre del año 2017.

En el segundo trimestre de 2018 la tasa de desocupación fue del 9,6% mientras que un año antes había sido de 8,7%. Se trata de un aumento de casi un punto porcentual que equivale, si se hacen proyecciones a nivel nacional, a 240.000 desocupados más que hace un año, lo cual implica que el número total de desocupados ya prácticamente alcance los dos millones de personas en el país.

Esta tasa de desocupación es la más alta desde la asunción de Macri (incluso más alta que la de 2016). Y no solo eso: es la más elevada de los últimos 12 años.

Este incremento en la desocupación ocurrió porque la tasa de actividad tuvo un aumento superior al de la tasa de empleo. Es decir que en ese segundo trimestre, en el cual la actividad económica se derrumbó a una tasa de 4,2% interanual, aún no se vio reflejada esa situación recesiva en las estadísticas de empleo. Es esperable que la desocupación se agrave en la segunda parte del presente año.

El aumento de la tasa de actividad se debió principalmente a una mayor participación de las mujeres para quienes, aunque subió también su tasa empleo, el aumento no resultó suficiente. Por eso la tasa de desocupación para las mujeres alcanzó ya el 10,8%. 

La desocupación es especialmente elevada para los más jóvenes: 21,5% para las mujeres de 14 a 29 años, 17,3% para los varones de esas mismas edades.

El Gran Buenos Aires sigue destacándose por su mayor tasa de desocupación: 11,4% en todo el GBA y 12,4% en el conurbano bonaerense, excluyendo a la C.A.B.A. Otros cuatro aglomerados tienen tasas por encima de los dos dígitos: Salta, Córdoba, Rawson-Trelew y Santa Rosa.

Los jóvenes latinoamericanos tienen un nuevo proyecto de formación.

IndustriALL sigue apostando al empoderamiento de la juventud con el apoyo de la DGB Bildugswerk de Alemania.

El eje central del proyecto es construir políticas para la inclusión de la juventud, estructuras destinadas a asegurar la participación de los jóvenes en los sindicatos, y contribuir en la conformación de un espacio de organización y acción sindical regional de la juventud trabajadora.

Las compañeras Mara Alegre (APA), futura titular de la secretaría de la Mujer e Igualdad de Género, Florencia Ordoqui (APA), quien encabezará la secretaría de Medio Ambiente, Dángelo Sebastián Henig (SOEP) y David Pereyra (SEAT) futuro secretario de Políticas de Juventud participan por la FeTIA en este programa, cuyo segundo seminario en nuestro país se desarrolló este lunes y martes -10 y 11 de septiembre-. En Argentina participan otros sindicatos de la CGT como el SMATA y la UOM. Los primeros seminarios nacionales se desarrollaron en Argentina, Brasil, Colombia, México y Nicaragua, entre el 26 de julio y el 10 de agosto pasado, organizados por IndustriALL Regional y DGB (la Fundación de apoyo de la federación alemana de sindicatos DGB).

Los jóvenes debieron presentar propuestas para elaborar un plan de acción hacia el interior de sus organizaciones sindicales, previamente a compartir colectivamente el grado de formación y participación de la juventud en esas estructuras, la existencia o no de espacios específicos para abordar sus problemáticas así como las características de su trabajo en cuanto a formalidad y /o precariedad.

Juventud2

El secretario regional de IndustriALL, Marino Vani, junto a la asesora regional de IndustriALL, Julieta Avalos, acompañarán a los jóvenes durante el proceso de 3 años para que consigan elaborar un Plan de Acción Sindical (PAS), orientado a crear una política de la juventud que también promueva la igualdad de género.

A su vez, cada país tendrá su coordinador que ayudará a dar seguimiento en el proceso. El grupo de coordinadores se reunirá dos veces al año para articular el trabajo a nivel regional.

Para DGB el proyecto también contribuye a incluir a jóvenes hombres y mujeres en las agendas políticas de la sociedad latinoamericana, a fin de promover una región más representativa e inclusiva para las futuras generaciones. A su vez, proponen que en 2020 al menos la mitad de los sindicatos participantes del proyecto hayan creado nuevas secretarías y espacios formales de representación de jóvenes.

Para el secretario regional de IndustriAll Marino Vani “Los jóvenes de la región tendrán grandes oportunidades, podrán capacitarse y fortalecer a sus sindicatos. El proyecto colabora para reforzar su liderazgo, y a su vez empoderarlos para enfrentar los desafíos del presente y del futuro. El eje central de este proyecto es construir políticas para la inclusión de la juventud, estructuras destinadas a asegurar la participación d los jóvenes en los sindicatos, y formar personas que tengan capacidad de ser líderes con una visión nacional, regional y global”.

Wasiejko: "El gobierno ya no puede pensar en 2019"

El dirigente de la CTA apuesta a la movilización para contener el malestar social. Asegura que el proceso de unidad de la central obrera se torna más necesario ante la crisis. 

 

Por Agustín Álvarez Rey (Tiempo Argentino)

Pedro Wasiejko, secretario Adjunto de la CTA y presidente de la Federación de Trabajadores de la Industria y Afines, coincide con el diagnóstico general que hacen los dirigentes desde los diferentes espacios y marca la importancia de movilizar para canalizar el malestar de los trabajadores.

Wasiejko sostiene que el gobierno ya no puede pensar en 2019 sino que tiene que dedicarse a intentar estabilizar la situación del país.

-¿Cómo ven desde la CTA la situación que están atravesando los trabajadores?

-La vemos muy complicado. Nos trae la rémora del Austral, del Plan Primavera, de todo lo previo a 2001. Nuestros compañeros están sufriendo día tras día suspensiones y despidos. Los más jóvenes no son conscientes de lo que está pasando. Todos los días anuncian que se dejan de producir productos para bajar costos. Pero lo peor es que la situación no se llega a estabilizar.

-Habrá un nuevo paro general a fines de septiembre ¿Cuál es la expectativa?

-La situación que estamos viviendo es bisagra. Me parece que es un punto importante movilizar a los trabajadores y la sociedad porque es una forma de canalizar democráticamente la bronca la gente. Creemos que el paro puede ayudar a generar un cambio democrático o a que el gobierno cambie su política. Lo que nosotros vemos es que el gobierno ya no puede pensar en el 2019, sino en estabilizar al país.

-¿Cree que se profundizará la crisis de empleo?

-Hoy los que más sufren son los estatales e industriales pero los que sufren son los gremios de servicio porque esto provoca una parálisis. Esperemos que el gobierno entienda que tiene que tomar decisiones trascendentes para protegerse de los avances del sector financiero y estabilizar la economía. Esto tiene que ver con volver a poner retenciones, un control a las divisas. Y una decisión clara de defender el mercado interno. Si esto no lo hace, la situación se puede empeorar.

(Fuente: Tiempo Argentino)

 

FeTIA y CTA eligieron nuevas autoridades
En todo el país se desarrolló hoy el proceso electoral de la Federacion de Trabajadores de la Energía, la Industria, los Servicios y Afines (FeTIA) en el que Pedro Wasiejko renovó por 4 años su mandato como Secretario General.

Lo acompañarán como adjuntos María del Rosario Sosa, secretaria General del Sindicato de Trabajadores de Salto Grande; José Correa, secretario General de Trabajadores de Yaciretá y Marcelo Mena, secretario General del Sindicato de Técnicos Jerárquicos y Profesionales de la Minería. Con una alta participación, los dirigentes fueron elegidos por voto directo y secreto de los trabajadores. Las elecciones se desarrollaron de manera simultánea con las de la CTA de los Trabajadores que reeligieron a Hugo Yasky como Secretario General y a Daniel Catalano y Edgardo Llanos como adjuntos.
 
“Hoy estamos ante una coyuntura muy difícil. Día a día el ajuste se profundiza, se despiden trabajadores del sector público y privado, se producen suspensiones y recortes de horas extras mientras todos los productos y servicios públicos, sobre todo los más básicos, aumentan desmedidamente. En este contexto los trabajadores necesitamos dar pelea con una fuerte organización y con los instrumentos habilitados por la Constitución Nacional y otras normativas dentro del marco democrático. La situación es dramática para muchos y hay que estar al lado de los trabajadores dando la pelea”, aseguró Pedro Wasiejko.
 
“Tanto en la CTA como en la FeTIA estamos convencidos que tienen que ser los propios compañeros por voto directo los que elijan a quienes crean que mejor los representan. Es un momento en el que necesitamos redoblar la organización, llenar las calles y demostrarle al gobierno y a los empresarios que los trabajadores no estamos dispuestos a pagar el ajuste. Estamos ante una crisis que no es producto ni del contexto internacional, ni del gobierno anterior, ni de ningún cuaderno sino de las medidas económicas implementadas estrictamente por este gobierno que son las causantes de este desastre al que nos llevaron en estos más de dos años y medio. Y también en un contexto en el que Estados Unidos juega fuertemente para acabar con cualquier posibilidad de que retornen gobiernos que impulsan políticas destinadas a mejorar la calidad de vida de los trabajadores como es el caso de lo que sucede con Lula en Brasil”, expresó.
 
En relación con la jornada electoral, Wasiejko señaló que se desarrolló con total normalidad y con una participación del 57% del padrón de 23 mil trabajadores inscriptos en la FeTIA. Las urnas estuvieron distribuidas en 84 puntos del país. Wasiejko votó en el histórico salón de Lavallol donde, como secretario General del Sindicato del Neumático, logró en 2001 la aprobación del Convenio de Participación en las Ganancias de los Trabajadores que se firmó con la empresa Firestone y que es único en Argentina y en América Latina.
 
“Quiero felicitar a todos los compañeros y compañeras tanto de la FeTIA como de la CTA que apostaron nuevamente por la democracia en el ámbito sindical”, dijo.
 
De la FeTIA participan organizaciones sindicales y trabajadores de sectores tan diversos como la energía eléctrica, trabajadores de Salto Grande, Yaciretá, de la UOM de Villa Constitución, de papeleros de Alto Paraná, mineros, de la Rama Pintura, de Seguridad Privada, Fileteros, trabajadores neumáticos, aeronáuticos, de empresas recuperadas, de comercio, subterráneo, manteros, vendedores libres, autopistas, hoteles alojamiento, por mencionar algunos.
También posee regionales en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en Pilar, Mercedes-Bragado, Zona Norte, Zona Sur, Zona Oeste, Cuyo, Misiones y Corrientes, entre otras.
 
Entre los que acompañan a Wasiejko en la lista a nivel nacional se encuentran los dirigentes Lorenzo Barrientos, Leandro Mena, Sergio Parla, Norma Díaz, Estela Díaz, Ariel Basteiro, Gustavo Fojo, Florencia Ordoqui, Rubén Ciuro, Rubén Silva, María del Carmen Soto, Eduardo Menajovsky, David Pereyra, Mara Alegre, Sergio Salinas Porto y Victorio Paulón.
El gobierno de Macri mostró su verdadera esencia. Análisis de Pedro Wasiejko

Los trabajadores vamos a resistir esta profundización del ajuste que afecta a la producción, a la industria y a la vida de los argentinos 

 

El gobierno de Mauricio Macri volvió a mostrar su verdadera esencia

Degradó al rango de secretaría a ministerios clave para dar respuestas a cuestiones sociales que tienen que ver con la inmensa mayoría de la población. Es el caso de los ministerios de Trabajo, Salud y Ciencia y Tecnología, sólo por mencionar algunos. Nunca, desde su creación, ni siquiera durante la Revolución Libertadora u otras dictaduras, se atrevieron a eliminar el Ministerio de Trabajo.

Algo que se contradice, además, en forma directa con lo que dijo el Presidente, cuando aseguró que entre sus preocupaciones y los ejes de consensos básicos, uno de los puntos era el trabajo formal como eje de desarrollo. Es decir lo contrario a lo que ha hecho el titular de esa cartera desde su asunción, que utilizó el mecanismo de Conciliación Obligatoria como presión a los trabajadores para que acepten las condiciones de las patronales y jamás se puso del lado de los más vulnerables para mediar en los conflictos.

Por otra parte, la degradación del ministerio de Salud a secretaría es de una gravedad inusitada. Esto viene a agravar señales que ya se daban desde el gobierno, con la eliminación de la entrega gratuita de medicamentos para los adultos mayores, la suspensión en los últimos días de las vacunas contra la meningitis para los niños de 11 años, los despidos de trabajadores en hospitales públicos, la falta de insumos. Es decir, un desprecio por la vida de los más vulnerables.

Durante el gobierno anterior, se apostó al desarrollo científico tecnológico, con la repatriación de cientos de científicos de distintas partes del mundo, con la jerarquización que implicó en 2007 la creación del Ministerio en esa materia, con el desarrollo y lanzamiento de dos satélites, solo por mencionar algunos hitos. Un país que no apuesta al conocimiento, es un país sin futuro, que se somete no solo a la tecnología que se desarrolla en otros lugares sino también a la imposición de modos de pensar que no tienen que ver con las necesidades de su pueblo.

Los trabajadores vamos a resistir esta profundización del ajuste que afecta a la producción, a la industria y a la vida de los argentinos mientras los sectores agroexportadores y las mineras, amigos del Presidente, siguen sin pagar los costos de una crisis generada no por situaciones externas sino por la propia política que impulsó Macri desde el día de su asunción y que implicó la fuga de capitales por parte de los sectores que hoy siguen beneficiándose de este modelo.

  • Pedro Wasiejko es Secretario Adjunto de la CTA / Secretario General de la FeTIA