Participaron de la reunión más de 48 dirigentes gremiales de la región, entre ellos representantes de la FeTIA/CTA T.

 

En la primera parte se trataron los siguientes temas: Perspectivas, tendencias, desafíos y principales factores que actúan sobre la industria manufacturera en América latina y sus proyecciones a mediados y largo plazo.

La disertación estuvo a cargo de Reginaldo Braga Arcuri (presidente ejecutivo del grupo Farmabrasil), el mismo hizo énfasis en construir un Mercosur más eficiente, realizando acuerdos entre los gobiernos de los países de la región para volver a ordenar la producción, además remarcó la importancia de las políticas industriales como una herramienta de desarrollo para el crecimiento regional.

En la segunda parte de la reunión Tom Grinter y Alex Ivanov (directores del sector Industrial Global Union) abordaron los siguientes temas: nuevas tendencias verdes y ecológicas (reciclado, cambios de packaging y envases, etiquetado energéticos,etc) y sus consecuencias en las industrias del macro sector; y el impacto de la crisis energética global en la industria de la manufactura mundial. Ambos temas se debatieron ampliamente.

Por la FeTIA participaron Marcelo Gallardo y Germán Palaviccino, ambos del sector del neumático y Alejandro Figueredo y Gustavo Guzmán del sector celulosa y papel. Este último sintetizó para FeTIA Oficial el encuentro y enfatizó la importancia que tiene para los sindicatos esta información que permite compartir y debatir una visión de futuro en un contexto de crisis mundial.

Así se expresó Pedro Wasiejko al conocer el anuncio de Bridgestone que abonará la segunda cuota del bono de participación en las ganancias después de varios meses de retraso. En total cada trabajador cobrará 990 mil pesos.

 

Tras la notificación de la empresa a los trabajadores anunciando el pago de la segunda cuota del bono de participación en las ganancias que ascenderá a 625 mil pesos -que se suman a los 365 mil pesos que la empresa ya abonó en febrero-, Pedro Wasiejko, ex titular del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) y quien negoció esta cláusula en 2001, sostuvo que es inadmisible que se siga demorando el tratamiento de un proyecto de Ley que otorgue este derecho constitucional a las y los trabajadores, que es además una herramienta de distribución anti inflacionaria.

Wasiejko, por otra parte, criticó a la actual conducción del sindicato del neumático que encabeza Alejandro Crespo. Al respecto señaló que si bien la empresa cometió el error de abonar al gremio y a la obra social una cuota que no correspondía por este concepto -ya que el bono es no remunerativo-, la negativa del SUTNA a reembolsar el importe que equivale al 5% y que en total suma más de 20 millones de pesos que se deberían distribuir entre los trabajadores, retrasó el pago de la segunda cuota, tal como indicó la empresa.

En este contexto, el ex titular del SUTNA aseguró: “Hoy la conducción del gremio que está obligando a los trabajadores del sector a mantener un conflicto con las empresas por cuestiones político partidarias vinculadas con el Partido Obrero y que está poniendo en riesgo no sólo los ingresos sino también los puestos laborales, debe cesar inmediatamente con las agresiones a los afiliados que no están de acuerdo con las medidas que impulsan y debe concentrarse en garantizar los derechos de sus representados”.

Por último, Wasiejko sostuvo que “no se explica que se siga demorando la discusión en el Congreso de un proyecto que otorgue este derecho que está en la Constitución a las y los trabajadores. Tal como lo muestra un informe de la CELAG, de forma acumulada entre 2016-2021, la masa salarial en la economía creció 335 por ciento, mientras que los precios subieron 474 por ciento y los beneficios empresariales 523 por ciento. Entre 2020 y 2021 la masa salarial aumentó 42 por ciento, los precios escalaron 52 por ciento y la ganancia empresarial 75 por ciento. De modo que es indispensable que desde el Estado se tomen medidas que permitan una distribución más justa de los ingresos en un contexto de altísima inflación y fuerte deterioro de los ingresos de las y los trabajadores”.

Hay que recordar que fue Wasiejko como Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (SUTNA) que impulsó la Lista Violeta que negoció esta cláusula cuando la empresa planteaba despidos de personal en el contexto de la crisis. Además de la negociación de las correspondientes indemnizaciones “se planteó que así como se le hacía pagar a los trabajadores el costo de la crisis, éstos debían participar también de las ganancias de las empresas cuando los tiempos eran favorables. Luego en la negociación de 2006 con el sector, esta cláusula se formalizó en el Convenio Colectivo de Trabajo”.