El compañero Jorge Collado había sido despedido por la empresa metalúrgica AB ACEROS SA (ex Aceros Borroni) en mayo de 2018.

Recién en diciembre de ese año, la empresa se avino a aceptar la medida cautelar dispuesta por el Tribunal de Trabajo Número 1 de la Ciudad de Morón, quien reconoce es su dictamen el carácter discriminatorio y anti sindical del despido por tratarse de un delegado y gozar del amparo y garantías previstas en la ley.

Previo a la audiencia de Vistas del caso citada para este miércoles 5/2 el Tribunal invita a las partes a que vean si hay una conciliación posible. La empresa desistió de que se concretará la audiencia y termina aceptando la reinstalación de forma definitiva del compañero, en los términos y condiciones que el Tribunal había dispuesto con carácter cautelar, esto es la reinstalación en su lugar de trabajo previo al despido, manteniendo todas las obligaciones emergentes del vínculo laboral. La empresa obviamente, tiene que hacerse cargo de los salarios caídos durante el tiempo que Collado estuvo fuera de la empresa.

Muy buen trabajo de los abogados Juan Carey y Maximiliano Luciani, ambos del Equipo Jurídico de la FeTIA. Felicitaciones a ellos y por supuesto a Jorge Collado y todas y todos los trabajadores que acompañaron esta lucha.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *