Pedro Wasiejko, secretario General de la FeTIA, consultado sobre las medidas tomadas por Alberto Fernández y su enojo con los empresarios que despiden a sus trabajadores sin considerar la situación de emergencia que vive el país, coincidió totalmente con la mirada que tiene el Presidente sobre esta crítica situación y con las decisiones éticas y humanitarias que se toman. En referencia al enojo con los empresarios por haber producido despidos y de haberlos calificado de “miserables” hizo suyas las palabras del AF “No van a perder, van a ganar menos”. “Les tocó la hora de ganar menos” recalcó Wasiejko “porque no se trata solo de Paolo Rocca, hay varias empresas que ya se sumaron al caso de Techint, otras que están preparando los despidos y/o suspensiones para no hacerse cargo del pago de sus obligaciones”.

“El Covid -19 ya contagió al mundo del trabajo provocando una situación de emergencia sin precedentes, no solo en nuestro país, sino en toda la Región y el mundo, frente a la cual es prioritario tomar medidas efectivas para enfrentar la crisis de hombres y mujeres que se ven afectados por desempleo, precariedad, falta de ingresos y bajísima cobertura de la protección social. Y el Estado argentino está presente manteniendo las medidas de estímulo económico, promoción del empleo, protección a las personas y a las empresas que generan empleos, y respeto a los derechos laborales, con el fin de mitigar las consecuencias de largo plazo”.

“Mi interrogante es si el mundo sindical está a la altura de esta crítica situación” continuó Wasiejko. “En este momento el rol de los sindicatos es fundamental. Las centrales sindicales, y los sindicatos en general, deben ser protagonistas en la defensa del derecho de los trabajadores, son las que con mayor celo deben oponerse decididamente a este tipo de prácticas a las que estamos acostumbrados,  porque si no se va imponer de hecho estas aptitudes egoístas y en estas circunstancias son inadmisibles. Alberto Fernández enfatizó que iba ser muy duro con estas prácticas y así debe ser. Puede recurrir a un DNU –legítimo en el marco de la crisis-, que prohíba las suspensiones y despidos mientras dure la emergencia y eso atendiendo sobre todo a que las grandes empresas y corporaciones tienen espalda para sostener los salarios”. Y refiriéndose a las pymes “el Estado debe estar presente para ayudar a estas empresas a cumplir con las obligaciones salariales porque lo que está en juego es la vida del trabajador, de su familia, de sus compañerxs, su entorno… El derecho a la vida es el derecho de jerarquía superior y contra lo que no se puede contraponer ningún otro derecho y menos el interés de lucro de los empresarios”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *