Las 5 centrales sindicales de Brasil, entre ellas la CUT y la Força Sindical, unieron fuerzas y se movilizaron el 16 de agosto para alcanzar un fin común: defender los derechos de los trabajadores

    “Reiteramos nuestra posición de no aceptar ninguna propuesta o negociación encaminada a la eliminación de los derechos laborales y de seguridad social de la clase trabajadora, o a precarizar más las relaciones de trabajo”

sentenciaron en un comunicado oficial los dirigentes sindicales de la Força Sindical, la CUT, la União Geral dos Trabalhadores, la Central dos Trabalhadores e Trabalhadoras do Brasil y la Nova Central Sindical de Trabalhadores.

Los sindicatos afiliados a IndustriALL en Brasil, a su vez pertenecientes a la CUT o a la Força Sindical decidieron participar de esta convocatoria. Para mostrar su adhesión pararon las actividades en los lugares de trabajo y llevaron adelante actos frente de las sedes de las principales federaciones de empleadores en todas las ciudades de Brasil.

Desde hace meses los trabajadores tratan de impedir que sean aprobados los proyectos de ley que reducen los derechos y beneficios laborales. A su vez luchan contra los despidos masivos, pero a pesar de su constante esfuerzo y las campañas permanentes, el Gobierno del momento parece apoyar la flexibilización de los derechos laborales y otras leyes que legalizan el trabajo precario.

    “El Día Nacional de Movilización fue una advertencia para el gobierno y los empresarios. Haremos todo lo posible para evitar el aumento de la explotación y la retirada de derechos. La movilización es uno de los pasos de esta resistencia hacia una huelga general«

aseguró el presidente nacional de la CUT, Vagner Freitas.

Por su parte el presidente da Força Sindical, Paulo Pereira da Silva expresó al respecto:

    «Los empresarios se reúnen con el gobierno (ejecutivo, legislativo y judicial) y dicen que debe tener en cuenta las prioridades de la reforma, como la Seguridad Social. Los trabajadores desean encontrar maneras para mejorar las pensiones, pero los empleadores consideran que sólo se alcanza este objetivo mediante la reducción de los derechos. No estamos de acuerdo, tenemos que oponernos» 

En todos los actos que se desarrollaron a lo largo de Brasil durante la Jornada Nacional de Lucha, los dirigentes reforzaron la importancia de mantener la unidad de las centrales sindicales en defensa de la clase obrera. Aseguraron que juntos podrán tener la fuerza necesaria para enfrentar dificultades como la legalización de la tercerización y la extensión de la jornada laboral.

Finalmente el secretario general adjunto de IndustriALL, Fernando Lopes se refirió a la lucha de los trabajadores de Brasil y expresó:

    “IndustriALL apoya la lucha de los afiliados brasileños por garantías de derechos, por la democracia y por los empleos”   

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *