El Ing. Carlos Manuel Bastos fue nombrado director de Metrogas por la asamblea general ordinaria de accionistas de la empresa donde YPF es accionista mayoritaria. Rechazamos la presencia de Bastos en una empresa que presta un servicio público esencial, como es la distribución de gas natural y que fue privatizada en 1991.

Bastos fue secretario de Energía de la mano de Domingo Cavallo desde abril de 1991, responsable de las primeras políticas públicas en ese sector en la nefasta década de los 90´ y jugó un papel protagónico en la privatización de YPF, Segba y Gas del Estado. Fue quien decidió paralizar las obras de la central nuclear de Atucha II y de la hidroeléctrica Yacyretá. Es uno de los grandes referentes del neoliberalismo empresarial de lo que dio en llamarse “la patria financiera”.

Los trabajadores no olvidamos el enorme daño que hizo el país y a los/las trabajadores las políticas del menemismo y como lo recuerdan nuestros compañeros del Sindicato de Salto Grande (SIATRASAG), solo la masiva pueblada de la región de Salto Grande, quien movilizada “se expresó históricamente en la consulta popular del 14 de mayo de ese año, diciendo NO a la privatización de Salto Grande”, que era impulsada por Bastos y que hubiera afectado intereses de la provincia de Entre Ríos y perjudicado a la Argentina.

Reproducimos el comunicado de SIATRASAG:

Sindicato Argentina de Trabajadores de Salto Grande

A la Opinión Pública

 

El nombramiento de Carlos Bastos es la carta marcada de los noventa.

 

El Sindicato de Trabajadores Argentinos de Salto Grande (SIATRASAG), repudia el nombramiento del ingeniero Carlos Bastos en la empresa Metrogas; y expresa su preocupación por la incoherencia de dicha decisión a la luz de políticas que van en sentido contrario.

 

Los trabajadores, no olvidamos lo que significó para la sociedad la década del noventa, más aún en nuestra región; que movilizada, se expresó históricamente en la Consulta Popular del 14 de mayo de 1995, diciendo NO a la privatización de Salto Grande. Más del 90 por ciento de los votantes de la región, defendió una empresa estratégica para el Estado.

 

Los trabajadores tampoco olvidamos cuando en la ciudad de Paraná, junto a la Comisión de Defensa de Salto Grande; escuchamos con indignación, como Carlos Bastos sin ningún pudor pontificaba sobre los beneficios de la privatización de Salto Grande.  “Si tenemos que construir un muro y dividir la represa lo vamos a hacer, que Uruguay haga lo que quiera, nosotros vamos a privatizar”, así, impunemente se expresaba el entregador Bastos.

 

Por eso, los trabajadores de Salto Grande, no comprendemos el nombramiento de Carlos Bastos como director de METROGAS. Las consecuencias de las políticas neoliberales, las sabemos y padecimos, no queremos volver a ese pasado que Bastos representa. La carta marcada de los noventa.

 

María del Rosario Sosa, Secretaria

Ángel Gabriel Machado, Presidente

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *