El manual de IndustriALL para los activistas por la salud y la seguridad es un recurso para los activistas sindicales dedicados a este fin, particularmente para aquellos que recién comienzan. El manual, escrito por el director de salud y seguridad de IndustriALL, Brian Kohler, proporciona una visión general de las estructuras y programas básicos que los trabajadores deben comprender a la hora de luchar por lugares de trabajo más seguros y saludables.

 

¿Cuál es el mayor desafío para la salud y la seguridad en el lugar de trabajo?

“El mayor desafío es comprender que la salud y la seguridad en el trabajo no es un beneficio por el cual negociar ni un favor que se debe pedir. Es nuestro derecho”.

“Ningún salario vale nuestra salud o nuestra vida, y ningún árbitro puede conceder una indemnización que las devuelva una vez que se pierden”.

¿Existe alguna solución rápida?

“Si hay una solución rápida, ¡no la he encontrado en más de 40 años de activismo por la salud y la seguridad! Nuestros derechos nunca se otorgan fácilmente, siempre deben ganarse con activismo y determinación. De hecho, todos los derechos que gozamos actualmente llegaron después, y nunca antes, de las demandas, la determinación y el activismo de las personas.

“No existe una bala de plata; un lugar de trabajo seguro y saludable es el resultado del esfuerzo y la atención constantes”.

¿Cuál es el papel de IndustriALL en la promoción de la salud y la seguridad en el lugar de trabajo?

“IndustriALL puede apoyar a los activistas sindicales en su lucha al proporcionar un marco para comprender la salud y la seguridad laboral desde el punto de vista sindical. Los lugares de trabajo seguros y saludables son el resultado de sistemas de seguridad eficaces y que operan simultáneamente: materiales, herramientas, equipos, entorno laboral, prioridades de la dirección, políticas, programas, procedimientos de trabajo y, por supuesto, las personas”.

“Todos estos elementos deben ser diseñados, probados, educados o entrenados para que sean lo más seguros y saludables posible”.

¿Cómo detenemos el coronavirus en el trabajo?

“La pandemia de COVID-19 que enfrentamos hoy en día es una situación extraordinaria, pero los principios del control de infecciones se conocen desde hace décadas. Hay que mantener la limpieza personal, especialmente de las manos. Mantener limpios los equipos, las herramientas, los controles y las superficies. Si no se puede mantener el distanciamiento social en el lugar de trabajo, considerar el uso de las máscaras, pero asegurándose de usar la máscara correcta e implementando el programa de máscaras acompañado de una educación, capacitación y control adecuados. Cualquier programa de protección respiratoria, ya sea usar una máscara quirúrgica simple o un respirador con suministro de aire, necesita una implementación cuidadosa y que se haga un seguimiento para tener éxito.

“Hay que pensar en las rutas de transmisión: durante el viaje desde y hacia el trabajo, en los cambios de turno, cerca de equipos particulares, en el comedor, los baños, donde sea que las personas compartan el mismo espacio vital”.

“Se debe garantizar que los trabajadores tengan suficiente ‘licencia por enfermedad’ de modo que no sientan la necesidad de ir a trabajar mientras están enfermos. Implementar un programa de realización de pruebas cuando estas sean más fácilmente disponibles. Es necesario tener un plan para atender a los trabajadores con mayores niveles de riesgo. Planificar cómo lidiar con un trabajador que comienza a sentir síntomas mientras está en el trabajo: ¿cómo se lo llevará a recibir atención médica y cómo se rastreará y hará un seguimiento a cada trabajador con el que haya entrado en contacto?

“Estos son solo ejemplos, pero existen directrices detalladas disponibles de la Organización Mundial de la Salud, gobiernos nacionales y otras fuentes confiables. También hay mucha información errónea, ¡así que hay que asegurarse de recibir orientación de una fuente confiable!”

¿Qué derechos tienen los trabajadores?

“Los sindicatos insisten en tres derechos básicos de salud y seguridad laboral para los trabajadores: el derecho a saber, el derecho a participar y el derecho a rechazar o a impedir el trabajo inseguro”.

“El derecho a saber significa conocer todo lo necesario acerca de los peligros de nuestro trabajo y recibir la educación y capacitación necesarias para desempeñar las tareas de manera segura”.

“El derecho a participar significa ser interlocutores plenos en el desarrollo e implementación de todas las políticas, programas y procedimientos de salud y seguridad en el trabajo, en las investigaciones de accidentes/incidentes, inspecciones, auditorías, evaluaciones de riesgos… en todo. Queremos que la salud y la seguridad se desarrollen con nosotros, no ‘por nosotros’. Las únicas personas con la autoridad moral para evaluar un riesgo son aquellas que lo enfrentan”.

“Finalmente, exigimos el derecho de negarnos a realizar o a impedir que se realice cualquier trabajo que se considere inseguro o peligroso para la salud, sin sufrir repercusiones negativas”.

 

Mantenernos a salvo: UN MANUAL DE REFERENCIA BÁSICO PARA LOS ACTIVISTAS POR LA SALUD Y LA SEGURIDAD

 

health_and_safety_es

 

Artículo publicado en IndustriAll

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *