Nuestro compañero Gustavo Guzmán, secretario adjunto del SOEP (Sindicato de Obreros y Empleados Papeleros) y Secretario Regional de la FeTIA local, celebra la noticia y pone el alerta sobre la complejidad del tema y la necesidad de que el enfoque con que se aborde esta problemática supere el enfoque provincial y tenga una mirada hacia el resto de la región y del país.

El Instituto de la Madera de Misiones, creado por ley el año pasado, se terminó de conformar el viernes pasado con lo cual está en condiciones de fijar, por primera vez en la historia, el precio de la materia prima forestal, según publicó el sitio web Misiones Opina*.

El objetivo, explicó el presidente del Instituto, Hugo Escalada, “es tener un valor mínimo de referencia que tenga en cuenta los diferentes parámetros de la producción y de la industria y sirva para equilibrar la rentabilidad de todos, pero principalmente de los pequeños productores, que en los últimos años han abandonado las plantaciones por el escaso margen de ganancia”.

También se conformó un Consejo Técnico Asesor integrado por representantes del Colegio de Ingenieros, de la Facultad de Ciencias Forestales, del Ministerio de Industria y del Ministerio de Comercio, que elaborará y emitirá un informe técnico cada vez que el directorio deba tomar una decisión.

Para Guzmán, “en esta mesa de regulación de precios faltan actores, más si es por primera vez que lo fijará. Nuestro sindicato, el SOEP, por ejemplo, sindicato que ha organizado y representa genuinamente a los trabajadores de la multinacional Arauco, exportadora de pasta de celulosa y la más importante de la provincia, no fue invitado ni consultado, por lo que la representación de los trabajadores en ese Consejo Técnico es limitada”.

“El problema histórico son los grandes monopolios de la industria de la madera, la falta de libre competencia, la cantidad de tierra vendida a extranjeros,…”. “Es imposible competir cuando una firma tiene la mayor concentración de tierras, regula la ley de bosques y le sobran miles y miles de toneladas de madera para ser industrializadas”. Guzmán apuesta a que salgan buenas conclusiones de este organismo, a favor de las cooperativas y PyMes que le dan valor agregado en los muebles, tableros de partículas, finger joint, palet, cajas de embalaje, etc…

“Se viene un escenario bastante alentador para algunas empresas con los nuevos sistemas logísticos y los nuevos puertos que se van a abrir en Misiones, los trenes de carga ya están, la hidrovía en proyecto de expansión. Pero es necesario que también se regule la exportación de la materia prima, antes de exportarla, en síntesis, démosle valor agregado acá en Misiones, con mano de obra local y después que vaya en busca de los puertos, no seamos un pasillo de fuga de materia prima sin industrializar”, concluyó nuestro compañero.

 

Leés más en MisionesOpina

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *