El entorno de trabajo de fabricación (líneas de producción o montaje y otras áreas en plantas ocupadas donde los trabajadores tienen contacto cercano con compañeros de trabajo y supervisores) puede contribuir sustancialmente a exposiciones riesgosas para los trabajadores. El riesgo de transmisión ocupacional del COVID-19 depende de varios factores que en general son los mismos para toda la población pero son especialmente importantes en los lugares de trabajo.

Para nosotros hay dos axiomas irrefutables en cuanto a la seguridad y salud de los trabajadores en su lugar de trabajo: la prevención y el control por parte de los trabajadores: los Comités Mixtos de Seguridad e Higiene por los que la CTA de los trabajadores y la FeTIA vienen luchando desde hace mucho tiempo.

En la mayoría de los casos, las recomendaciones de prevención de infecciones de los trabajadores se basan en un enfoque que agrupa las acciones por su efectividad en la reducción o eliminación de peligros.

  1. Eliminar un peligro o procesos;
  2. Instalar controles de ingeniería; y
  3. Implementar prácticas apropiadas de limpieza, saneamiento y desinfección  para reducir la exposición o proteger a los trabajadores.

“Los controles administrativos, que son cambios en la forma de trabajar de las personas, también son una parte importante de un enfoque de prevención en estos lugares de trabajo.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades conocidos por su sigla en inglés CDC* recomiendan controles de ingeniería a configurar en entornos de trabajo de fabricación de modo que los trabajadores estén separados al menos 2 mts.

Modificar la alineación de las estaciones de trabajo, incluso a lo largo de las líneas de producción o ensamblaje, de modo que los trabajadores estén al menos a 2 mts. de distancia en todas las direcciones (por ejemplo, de lado a lado y frente a frente), cuando sea posible. Idealmente, modificar la alineación de las estaciones de trabajo para que los trabajadores no se enfrenten entre sí. Recomienda el uso de marcas y letreros para recordar a los trabajadores que mantengan su ubicación en su estación alejada entre sí y practiquen el distanciamiento social en los descansos.

Usar barreras físicas, como cortinas de tiras, plexiglás o materiales similares, u otros divisores o divisiones impermeables para separar a los trabajadores de fabricación entre sí, si es posible.

 

INFOGRAFÍA – Modelo aplicado en Corea.

*https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/community/guidance-manufacturing-workers-employers.html

 

COMITÉS MIXTOS DE SEGURIDAD E HIGIENE

Se hace evidente que las fábricas, deben crear un plan de evaluación y control de COVID.19. Y es aquí donde se hace imprescindible el CMSH, ya que la participación de los trabajadores es la única garantía de que los protocolos sean los correctos para cada situación y se cumplan tanto por la empresa como por los trabajadores.

En la Argentina sólo existe legislación al respecto en la provincia de Buenos Aires (abarca solo al sector público) y en la de Santa Fe, y en actividades puntuales como en la fabricación de neumáticos, el rubro telefónico y el metalmecánico, entre otros pocos.

En el caso del neumático, uno de los más adelantados, el convenio 636/11 firmado con la empresa Bridgestone, establece:

“Art. 48 – La empresa se compromete a continuar cumplimentando estrictamente las normas de higiene y seguridad vigentes, y las que se dicten en el futuro, teniendo como objetivo la preservación de la salud psicofísica de los trabajadores de la misma.

La empresa continuará desarrollando acciones permanentes de prevención de accidentes y de riesgos de trabajo mediante capacitación de los trabajadores, suministro de elementos de seguridad y mejora de los dispositivos de seguridad en los equipos instalados cuando ello resulte necesario a los fines de evitar hechos que afecten la seguridad de los trabajadores que los operen.

La empresa y la representación sindical constituirán, de acuerdo con lo establecido en cada anexo, una Comisión Mixta de Higiene y Seguridad, integrada por dos representantes sindicales de cada establecimiento, y representantes por la empresa con conocimiento en la materia. La Comisión Mixta se reunirá una vez por mes a fin de analizar las cuestiones vinculadas con el mejoramiento de la higiene y seguridad del establecimiento, condiciones de ambiente laboral, análisis de enfermedades profesionales y/o accidentes de trabajo.

Las empresas en la Comisión respectiva brindarán la información estadística necesaria para el funcionamiento de la misma. Lo actuado por esta Comisión y la información suministrada será de carácter estrictamente confidencial”.

En diálogo con el compañero de la Lista Violeta, Carlos Romero, -quien junto con Claudio Mendiata representan a los trabajadores en el CM en la planta de Llavallol-, nos dice que una semana antes de que la fábrica se reactivara el 15 de abril, ya ellos habían tomado contacto con los representantes de la Empresa para apurar un protocolo a implementar tan pronto se abrieran las puertas. “De inmediato empezó a trabajar un grupo de 36 compañeros de mantenimiento para el saneamiento de la planta y hacer las adecuaciones necesarias como señalización e información, y el comité comenzó a trabajar en el protocolo que enfoca las acciones en la prevención y el control”.  “La capacitación a todos los trabajadores es lo primero que hacemos”, dice Romero, “las características de la enfermedad, los riesgos, y la importancia del uso de los elementos de cuidado como barbijos y máscaras y los EPP. Se establecieron normas de distanciamiento social tanto en los puestos de trabajo como en el comedor, vestuarios y baños. El control de la temperatura es estricto para cada persona que ingresa a la planta y en este momento se cuenta con un container en el estacionamiento, bien acondicionado para cobijar eventuales casos de aislamiento provisorio.

También se acordó con la empresa disponer de transporte exclusivo para los trabajadores, para evitar el transporte público, “en este momento están trabajando 600 compañeros, más o menos la mitad del total de la planta, en turnos rotativos semanales,  es una tarea compleja organizar esto, pero el diálogo con la empresa es muy bueno así que podemos mejorar aún, pero el hecho de tener constituido el Comité Mixto y con experiencia, nos permitió abocarnos a la crisis de inmediato”.

Esta experiencia modélica pone en evidencia la necesidad imperiosa e ineludible de tener una ley nacional, vinculante, que obligue a la conformación de los Comités Mixtos de Salud e Higiene que actúen de forma permanente cuidando la salud de los trabajadores.

 

Aquí puedes ver y bajar el pdf del Protocolo Interno: Prácticas y Recomendaciones (CoVid-19) en Bridgestone.

Capacitación - Protocolo Interno rev2

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *