Algunos de los integrantes de las Entidades Agropecuarias que se reunirán hoy con el Presidente AF adelantaron opiniones en relación a sus dichos en la entrevista publicada el fin de semana y las del Ministro Matías Kulfas a La Nación el día de ayer. Estas expresiones ponen claramente en evidencia que quienes las emiten responden a “la línea dura” del ruralismo; irresponsablemente, faltos de total compromiso social, manifiestan una posición y decisión política que no asume el triunfo electoral en primera vuelta de un gobierno popular dispuesto a defender los intereses de todo el pueblo argentino y no el de una minoría.

Solo tomaremos la inaceptable respuesta de quien fuera el Ministro de Agricultura del gobierno de Macri, impulsor y creador de todos los “curros” imaginables, Luis Etchevehere a Matías Kulfas vía tw: “con ustedes volvió el curro ministro”. Pero Kulfas respondió y respondió muy bien, afirmando lo que desde la FeTIA venimos sosteniendo desde siempre: Agregar valor en el país no es un curro, por el contrario, estamos convencidos que no podemos basar nuestro desarrollo solo en las exportaciones de comodities que históricamente han enriquecido a unos pocos y empobrecido a la enorme mayoría del pueblo. Una ecuación razonable es que la enorme riqueza que da nuestro suelo, el de todos los argentinos, permita garantizar un desarrollo que amplíe el mercado interno, que permita industrializar el país,  desarrollar la ciencia, la tecnología, que de trabajo y trabajo calificado, que haga posible una distribución de la riqueza más equitativa.

Kulfas agrega en su respuesta a Etchevehere: “Hay que ser muy mezquino para pensar que es mejor exportar granos para que se conviertan en producto industrial en Egipto o en China que transformarlo en aceite aquí en Argentina, utilizando trabajo argentino y agregando valor en la cadena. También hay que ser muy mezquino para pretender que el aceite aumente su precio interno porque sube el precio internacional y no resguardar una parte del consumo interno a precios más accesibles”. Y luego cocluye: “Estamos trabajando para sacar a la Argentina de la grave crisis en la que la dejó el gobierno de Macri y agravada aún más por la pandemia. Este tipo de acusaciones son falsas, denotan desconocimiento y mezquindad y nada aportan a la salida de esta crisis.”

Y es así. Durante el periodo macrista se expandió el hambre y la pobreza y la imposibilidad de acceder a la canasta básica de alimentos, la Mesa de Enlace reivindica ese período, pero no se hace cargo de las pérdidas soportadas por millones de argentinos en todo sentido. No es casual, como no lo fue en 2008, que esa polémica se reabra en un momento de elevados precios internacionales, “el dilema en juego es el de un país para pocos o de producción y trabajo para todos».

El Gobierno Nacional tiene que tomar con firmeza las medidas necesarias e impedir que estos sectores impongan sus reglas de juego rechazadas por el voto popular.

 

Pedro WasiejkoSecretario General de la FeTIA

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *