Pedro Wasiejko, titular de la FeTIA,  secretario adjunto de la CTA y líder de los trabajadores del Neumático señaló que “el organismo tripartito que conforma la OIT –Estados, Sindicatos y Patronales- sufre las consecuencias de un  claro embate patronal contra los derechos humanos fundamentales y  laborales de los trabajadores, en particular contra el derecho de huelga”.

Ante un auditorio colmado por estudiantes y profesionales en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, Wasiejko participó de una actividad organizada por el Observatorio de las Relaciones del Trabajo, de la cual participaron también el Licenciado Marcos Ambruso, de dicho Observatorio y el doctor León Piasek, presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas. 

 “Las patronales –indicó Wasiejko- se organizan para arremeter contra nuestras conquistas históricas mediante ataques a la doctrina pacífica y aceptada del Comité de Expertos y del Comité de Libertad Sindical, que han interpretado al derecho de huelga como parte de los derechos fundamentales. Estos derechos –subrayó- se derivan de los principios de libertad sindical, conforme el Convenio 87 de la OIT y numerosas recomendaciones, declaraciones y observaciones que forman parte de la jurisprudencia”.

Por su parte, Piasek relató el funcionamiento de la Comisión de Normas, la labor del Comité de Expertos y resaltó “la estrategia del Sector empresario para atacar los derechos de la clase trabajadora”. Citó algunos fallos de Corte Suprema de Justicia de la Nación que se fundan en estas normas internacionales, en particular en estos últimos años, para ampliar derechos de libertad sindical, condenar la discriminación, condenar los delitos de lesa humanidad, entre otras sentencias que aplican en forma amplia el Derecho Internacional de Derechos Humanos”, destacando una serie de leyes y acciones enmarcadas en este marco jurídico al que calificó de “progresista”. 

Marcos Ambruso, por su parte,  destacó las situaciones  controversiales en torno a la organización de los trabajadores informales, destacó “las nuevas formas de organización sindical y los conflictos que se producen derivados de nuevas formas de producción”.

Ambruso ponderó “la ampliación de derechos en estos últimos doce años de etapa democrática, la negociación colectiva, las nuevas leyes que tutelan a sectores históricamente excluidos como los trabadores rurales, los de casa de familia, la recuperación de herramientas legales para la mejora en la disputa por la distribución de poder y de la riqueza”. Señaló también “la necesidad de extender la participación de los trabajadores con derechos de ciudadanía en sus lugares de trabajo, para lo cual sería necesario que se elijan más delegados en cada uno de los establecimientos, entre otras temáticas”. 

Los asistentes participaron activamente con preguntas y opiniones en cada uno de los temas, manifestando sus preocupaciones, compartidas por la mesa, respecto de los recientes fallos de contenido regresivo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en los casos en que se avizora una interpretación en la que prevalece una mirada alejada de la mejor doctrina de la Corte, en la que los trabajadores son sujetos de preferente tutela, como sectores vulnerables de la sociedad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *