La Federación de Trabajadores de la Industria y Afines (FeTIA), con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert (FES)- realizó un encuentro de capacitación a dirigentes y representantes de trabajadores de los sectores industriales que desde la FeTIA participan en la Red Global IndustriALL. La actividad se realizó el pasado jueves 4 de julio en la sede de SUTEBA de la Ciudad de Buenos Aires.

Dada la reciente conformación de esta unión internacional, proveniente de la unificación de tres federaciones internacionales, el objetivo de la reunión fue brindar información de este proceso así como de los objetivos de IndustriALL, las características de esta Red y su plan de actividades para los próximos meses.

Integraron la mesa Achim Wachendorfer, representante para Argentina de la Fundación Friedrich Ebert y Pedro Wasiejko, Secretario General de la FeTIA y Adjunto de la CTA, quienes expusieron un amplio panorama del proceso de integración de la Red Global IndustriALL y la temprana incorporación de la FeTIA a la misma. Participaron además representantes de los gremios integrantes de la FeTIA comprometidos con el trabajo internacional, tales como Héctor Ibarra, Secretario General de la UOM Villa Constitución; Lorenzo Barrientos, del gremio de papeleros de Alto Paraná; Oscar Coronel, de la mesa directiva de SUTNA y de la FeTIA, Germán Palavecino, vocal de la seccional Merlo de SUTNA; Marcelo Estévez, del sector de la energía nuclear, y Ricardo Alzugaray del Sindicato del cuero de Esperanza y también compañeros de la FATICA, así como representantes del sector de la energía de varias provincias y de papeleros y mineros de San Juan.

La apertura estuvo a cargo de Eduardo Menajovsky -Sec. de Relaciones Internacionales de la FeTIA- quien participó junto a Wasiejko de las actividades que se vienen realizando junto a IndustriALL y brindó un marco conceptual sobre qué es la red y para qué sirve organizarse en este tipo de formato. Al respecto, dijo: “surge de un proceso que da continuidad al de unificación de las centrales sindicales mundiales en la Confederación Sindical Internacionbal (CSI), en el 2006. En este caso, son las antiguas federaciones sindicales internacionales: de las Industrias Metalúrgicas (FITIM), la de Sindicatos de la Química, Energía, Minas e Industrias Diversas (ICEM) y la Federación Internacional de Trabajadores del Textil Vestuario y Cuero (ITGLWF), las que conforman la IndustriAll en junio del 2012”.
Luego tuvo la palabra Wachendorfer, de la fundación alemana que brinda apoyo a este proceso desde sus inicios. En líneas generales explicó que IndustriALL es la Federación Sindical Internacional más grande que existe actualmente, con 55 millones de trabajadores de 800 organizaciones sindicales de todo el mundo.
Agregó que IndustriALL Global Union representa a trabajadores en una amplia gama de sectores desde la extracción de petróleo y gas, minería, generación y distribución de energía eléctrica, hasta la fabricación de metales y productos metálicos, construcción naval, automotriz, aeroespacial, ingeniería mecánica, electrónica, productos químicos, caucho, celulosa y papel, materiales de construcción, textiles, prendas de vestir, cuero y calzado y servicios ambientales.

Al igual que los otros ponentes, Wachendorfer se explayó fundamentalmente sobre las características de la globalización y su repercusión en el mundo del trabajo. Destacó la importancia de la unidad sindical a nivel global para implementar respuestas adecuadas y eficaces.

A continuación, Wasiejko describió la situación actual de la FeTIA y su incorporación a IndustriALL. También resaltó la importancia de tener una política internacional en los sindicatos, pues las empresas que emplean trabajadores se van transformando cada vez más en empresas de carácter global, están más allá de los estados nacionales en los que surgen y el movimiento sindical se tiene que adaptar a ésta realidad. Para esto, la respuesta que da IndustriALL es impulsar la organización en redes sindicales globales por empresa multinacional, para compartir la información de lo que pasa con la empresa en el resto del mundo y globalizar sus reivindicaciones.

Además, se presentaron dos experiencias concretas de solidaridad internacional entre los trabajadores, relatados por los mismos protagonistas que participaron de los anteriores encuentros de IndustriALL: Barrientos, de Papeleros de Alto Paraná, y Palavecino, de SUTNA -vinculado a la juventud de IndustriALL-, quienes participaron en encuentros sectoriales regionales, lo que les brindó un panorama más amplio a la hora de encarar desafíos en su lugar de trabajo.

Respecto de la red global, quedan varias actividades por hacer, entre ellas, el próximo encuentro de la juventud de IndustriALL en el mes de agosto, en donde Argentina será país anfitrión. Además, el encuentro del sector del papel a realizarse en Iguazú el próximo mes de septiembre.

mesahugoypedro

El pasado viernes 5 de julio se desarrolló en la sede de SUTEBA el Plenario Nacional de la Federación de Trabajadores de la Industria (FeTIA-CTA). En la mañana de una intensa jornada, los trabajadores –con la intervención disparadora de especialistas convocados- debatieron sobre la competitividad y productividad de la industria y el rol de los trabajadores en un tema que sin duda les atañe.

mesaaplausosLa apertura de la actividad estuvo a cargo del secretario general de la CTA, Hugo Yasky, quien brindó definiciones sobre el actual momento de la Central y se mostró eufórico respecto de su futuro: “El movimiento sindical está viviendo un momento de profundos cambios, que no tienen que ver con la ocasional existencia de divisiones, sino con la incorporación de una nueva camada de trabajadores jóvenes que son gran parte de esos cinco millones de puestos de trabajo que se crearon desde 2003 hasta ahora. Todo esto se refleja en la construcción que está haciendo FeTIA. Y de esto también da cuenta nuestra central, pues hoy la CTA constituye la segunda central del país en cantidad de afiliados”.

A continuación y antes de ingresar de lleno en los debates, Pedro Wasiejko, titular de FeTIA y Secretario Adjunto de CTA, hizo una introducción en la que proporcionó un encuadre sobre los objetivos de la FeTIA y los valores que promueve: “Es importante resaltar -dijo Wasiejko- que estamos poniendo sobre la mesa una herramienta organizativa desde el punto de vista federativo que tiene que tener valores claros: debe ser una organización democrática hacia afuera y hacia adentro de las organizaciones que la integran, respetuosa de la voluntad de los trabajadores. La FeTIA y la CTA apuestan a una construcción diferente del modelo sindical tradicional, que apoya la unidad de los trabajadores en el lugar del trabajo, sin provocar divisiones, para acompañarlos y sumarlos si tienen un sindicato que los abandonó”.

Luego de estas palabras comenzó la primera mesa, que consistió en un análisis del contexto económico de la etapa 2003-2013 a cargo del equipo del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA): Eduardo Basualdo, Mariano Barrera y Pablo Manzanelli. Tanto el análisis como los datos aportados evidenciaron un vigoroso repunte de los indicadores económicos en la última década. Respecto del año en curso, los informes de CIFRA indicaron que en este primer semestre de 2013 -luego de la desaceleración de 2012- la economía argentina comenzó a mostrar algunos signos de recuperación. Los investigadores de CIFRA advirtieron que a pesar del crecimiento, aún persisten problemas estructurales sobre los que se debe avanzar, como la tasa de desempleo, que a pesar de haber descendido mucho no logra perforar el piso del 7%. Para Basualdo es fundamental que “la clase trabajadora argentina no sólo acompañe sino también conduzca el proceso económico y social en la Argentina, y sobre todo, se quite de encima a la burocracia sindical, proceso que se está dando actualmente”.final1

El planteo de Basualdo fue un puntapié para la siguiente discusión, que abre un desafío para la práctica sindical: “Competitividad y Productividad: El rol del sindicalismo”. Esta mesa de debate contó con la participación del economista y profesor universitario Fernando Porta, las intervenciones del historiador y periodista Néstor Restivo y el aporte de Pablo Manzanelli (CIFRA). Este tema es central debido a que hasta el momento los trabajadores no han participado de la discusión sobre productividad, y en ella está en juego su bienestar. Según Wasiejko,
hay un temor muy grande a plantear este tema porque se lo asocia a la idea de explotación, cuando en realidad se trata de participar en la discusión de un modelo de producción industrial. “El proceso inflacionario -sostuvo- tiene que ver con la baja tasa de inversión de los sectores que están ligados a la producción de bienes y servicios, fundamentalmente de los sectores formadores de precios, que apelaron a los recursos de siempre: mejorar su rentabilidad a través del incremento de precios sin preocuparse por la competitividad. Y cuando hay problemas en la política macroeconómica, pretenden recuperarla a través del ajuste del tipo de cambio”.

Tanto Restivo como Porta también coincidieron en que los trabajadores tienen que tener mayor presencia en la discusión sobre la productividad de un país. Para Porta, el régimen de crecimiento económico actual no se hizo sobre la base de un cambio en la estructura productiva, y es por eso que siguen apareciendo problemas:“hubo un proceso de redistribución del ingreso pero aún plantea cuestiones hacia adelante. Por más que la productividad media ha crecido, en términos de comparación con la competitividad internacional todavía existe una brecha. La estructura productiva de la argentina tiene debilidades. Frente a esto, ¿de qué manera se crece? Tiene que haber un proceso de reestructuración del capital. El papel del sindicalismo tiene que ser correr los límites de la posibilidad de intervención de los trabajadores en este proceso. Los trabajadores tienen que participar en la discusión de un pacto distributivo que les permita mejorar su calidad de vida”, señaló el economista.
En este marco temático se centró la discusión de la segunda parte de la jornada, dedicada de lleno al plenario de la Mesa Nacional ampliada de FeTIA-CTA. Para FeTIA es fundamental involucrarse en el planteo sobre el modelo industrial que tiene que tener un país en crecimiento. Y partiendo de esa base se presentaron informes sobre los temas que se están trabajando actualmente. El primero estuvo a cargo de Wasiejko, quien abordó la situación orgánica actual y los desafíos a futuro de la Federación, principalmente en lo que hace a la incorporación de los jóvenes y a las organizaciones medianas y chicas. Luego León Piasek, abogado de la FeTIA y presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, relató su participación en la última reunión de la OIT. Después fue el turno de Francisco Ledesma, de Metrodelegados y Secretario de Salud Laboral de CTA, quien expuso sobre sobre la Superintendencia de Riesgos del Trabajo; y por último, Gustavo Córdoba, de empleados de comercio de FETIA, dio detalles sobre el sistema de afiliación directa.
A continuación se dieron a conocer una serie de casos de conflicto y procesos de organización relatados por los mismos trabajadores, tales como el de Jesús Humaño, integrante de FeTIA de Pilar, que narró el desarrollo del último conflicto de Kronberg, los trabajadores de hoteles por horas, aeronáuticos, el sector de la energía, representantes de la CTA de Gualeguaychú y los remiseros de Santa Fe. También hubo lugar para las nuevas incorporaciones, como la Agrupación Luz y Fuerza de Mar del Plata y los trabajadores de la industria del cuero en Esperanza, Santa Fe.
Con el énfasis puesto en el lugar del sindicalismo frente a una coyuntura de crecimiento económico, el Plenario significó un intercambio de realidades de diferentes sectores y regiones de la Argentina. También se habló de una nueva etapa en la que se vienen muchas actividades, entre ellas una nueva reunión de planificación estratégica, presentaciones de informes sobre la situación de la organización de la juventud y de las mujeres en el sector industrial. Además, queda pendiente una próxima reunión de abogados de las distintas organizaciones sindicales que integran la Federación.
En el cierre de la actividad, Hugo Yasky realizó un balance en el que afirmó: “la FeTIA es el sector dónde la CTA está poniendo sus mayores expectativas, por ser un tipo de organización que puede estar a la vanguardia, porque tiene una gran fuerza y objetivos muy claros, de colocar a los trabajadores dentro de la discusión sobre la economía o la política de un país”.