El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, oficializó la designación de Pedro Andrés Wasiejko, como presidente del Ente Administrador del Astillero Río Santiago, mediante el Decreto 140 publicado el martes en el Boletín Oficial del distrito.

Desde junio, el Secretario General de la FeTIA se desempeñaba como presidente del Puerto La Plata y miembro del Directorio del Consorcio de Gestión del Puerto de La Plata en representación del Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

El nombramiento se dio tras la renuncia presentada el 15 de marzo por Ariel Basteiro, también miembro de la FeTIA, quien fue designado embajador en Bolivia por el Gobierno nacional.

Wasiejko habló con la Agencia de Noticias Info Blanco Sobre Negro y trazó los principales desafíos de su gestión.

Leer la nota aquí: https://www.infoblancosobrenegro.com/el-nuevo-presidente-del-astillero-rio-santiago-pidio-un-cambio-en-el-marco-normativo-y-retomar-la-disciplina-laboral/

«A 30 años de la creación del MERCOSUR resulta oportuno analizar algunas de las políticas que permitieron avances importantes, así como aquellas que significaron un retroceso en el proceso de integración regional. En un contexto de cambio a nivel global, donde la pandemia ha obligado a los países a cerrar sus fronteras, la escasez de vacunas ha mostrado la crudeza de la desigualdad y el sistema multilateral se encuentra virtualmente paralizado, es importante repensar las estrategias y políticas necesarias para avanzar en la consolidación y profundización del proceso de integración regional».

 

Así comienza Jorge Taiana* sus reflexiones -a 30 años del Mercosur- para el Observatorio del Sur Global desde donde se ha preparado un abordaje integral para analizar la historia, el presente y las perspectivas de futuro en torno a este proceso abierto, dinámico y siempre en disputa cómo es la integración regional.

Y continúa: “En sus inicios el MERCOSUR estuvo signado por el paradigma económico hegemónico de la década del noventa, centrándose en la administración de los flujos comerciales y los conflictos derivados de ellos en distintos sectores económicos. Esta visión “mercantilista” y limitada de la integración fue modificándose a partir del surgimiento de nuevos liderazgos regionales a comienzos de este siglo. Es así que se revalorizó al MERCOSUR como un camino para alcanzar el desarrollo de los países miembros, a la vez que se fue evolucionando hacia una visión multidimensional del proceso de integración.

A lo largo de esos años, se produjeron importantes avances en materia económica, social y política, con la inclusión de nuevos miembros, a la vez que se alcanzó una buena articulación entre los países en decisiones geopolíticas trascendentes para la región.

A partir del cambio de paradigma en la región y del claro liderazgo de los Presidentes Kirchner y Lula, el MERCOSUR fue concebido como una herramienta estratégica a la hora de delinear la política nacional, regional, hemisférica y global.

En el año 2008, con el comienzo de la crisis financiera-económica mundial, el proceso de integración experimentó un amesetamiento por la caída del precio de las commodities y la pérdida de impulso de las economías de la región, que afectó especialmente a Brasil, nuestro principal socio comercial. Esta desaceleración condujo a los gobiernos a focalizarse en los aspectos comerciales del proceso de integración desde una perspectiva defensiva, creando algunas trabas y barreras dentro del bloque.

Hoy el mundo sufre la crisis más grave del capitalismo a nivel global por la aparición de una pandemia que ha modificado las relaciones entre los países y ha reducido a su mínima expresión los movimientos de personas y productos, ha trastocado las relaciones de poder y ha evidenciado la necesidad imperativa de fortalecer un sistema multilateral que brinde respuestas efectivas ante el avance de problemas globales. Y es en este contexto que la mejor vía para favorecer nuestra inserción internacional, reafirmar y defender nuestros intereses como país es la consolidación del MERCOSUR y de los procesos de integración regional en marcha.

En un mundo inestable, con cambios trascendentes en el sistema económico y financiero y la emergencia de nuevos centros de poder, una vez más debemos trabajar para profundizar el proceso de integración. Un MERCOSUR fuerte es una condición necesaria para favorecer el desarrollo de nuestros países, a la vez que nos permitirá potenciar nuestra voz en este nuevo escenario internacional.

Hoy más que nunca, los que creemos que la única posibilidad de desarrollo sustentable radica en la integración regional, debemos multiplicar nuestros esfuerzos para que el debate por la integración y la lucha contra la pérdida de autonomía sea una tarea que se coordine entre las distintas fuerzas sociales, económicas y políticas que aspiramos a una región en paz, justa, libre, soberana e integrada”.

 

*Senador Nacional, Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, ex Canciller de la República Argentina.

 

Ver la nota completa en: https://observatoriodelsurglobal.com/30-anos-del-mercosur-y-la-vigencia-de-una-alianza-estrategica/

 

 

Desde la CTA y el Frente Barrial CTA se está realizando esta campaña solidaria nacional para continuar dando una mano y reforzando la ayuda que se necesita en territorio, ante los graves incendios en la Comarca Andina de Chubut.

 

Desde la CTA de lxs Trabajadorxs Chubut y el Frente Barrial estamos inmensamente agradecides por cada gesto solidario, por esa mano compañera y esa caricia al alma que se hace sentir desde cada rincón de nuestro País.

La solidaridad de lxs Trabajadorxs en estos momentos extremos, de una complejidad tan grande y difícil, tan dolorosa para las familias que han perdido sus casas, sus proyectos de años, sus talleres de trabajo artesanal, sus quintas, animales, sus proyectos de vida truncados hoy por este incendio voraz, sumado a toda la población por falta de electricidad y agua, con daños estructurales profundos y que van a llevar su tiempo en reparar, hoy cada mano, cada gesto, cada ayuda es esa conciencia que tenemos lxs Trabajadorxs y que enorgullece día a día.

El pueblo sabe que la patria es el otro y que donde existe una necesidad nace un derecho y donde haga falta ahí estaremos dando y ayudando en todo lo que esté a nuestro alcance y capacidad.

Todes podemos ayudar. $50, $100 o más suman.
CBU 0830021801002035770012
Radio. Terna. Chino

Gracias a todxs por estar presentes con esta acción.

 

«Hacemos nuestro el repudio de la Lista Violeta del SUTNA San Fernando (Fate) a la violencia desatada por delegados de la Lista Negra en un grave ataque a la democracia y libertad sindical»

 

Este miércoles a la noche, nuestros compañeros: Marcelo Gallardo, Adrián Arévalo, Nery Coronel, Marcelo Amaya y Octavio «Jagger» Donet se encontraban pegando comunicados en la cartelera sindical de Fate y repartiendo volantes al ingreso del turno noche cuando, de imprevisto, fueron increpados por el delegado de la Lista Negra, Daniel «El Tucu» Suarez quien, con claras intenciones de impedir la actividad y buscar la reacción de nuestros compañeros, se abrió paso a los empujones hasta llegar a la cartelera y comenzar a arrancar los comunicados de la VIOLETA.

Repudiamos este nuevo hecho de violencia y responsabilizamos a toda la LISTA NEGRA y a sus mentores políticos por actuar de manera sistemática con estos métodos contra todos los sectores de oposición y también contra cualquier compañero quiera manifestar alguna crítica. Este tipo de ataques en el interior de la fábrica tampoco es nuevo, lo cual demuestra el grado de impunidad con el que cuenta la NEGRA dentro de Fate y el nivel de acuerdos que evidentemente mantiene con la empresa.

Por otra parte, agradecer a los compañeros de Fate que inmediatamente se solidarizaron con nuestros compañeros y decirles que contamos con la entereza y la fuerza suficientes para continuar adelante y no parar hasta desterrar definitivamente los métodos violentos que la LISTA NEGRA ha instalado en nuestro querido gremio.

Lista Violeta San Fernando.

 

Hoy Lula habló a todo Brasil desde la sede del Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos ABC (SMABC), en São Bernardo do Campo. El expresidente dijo estar satisfecho con la decisión del STF, criticó el desempeño de Bolsonaro y dijo que «el país no se merece» pasar por lo que está pasando».

 

En un comunicado el miércoles (10), el expresidente dijo estar satisfecho con la decisión de la Corte Suprema, criticó el desempeño de Bolsonaro y dijo que «el país no merece «pasar por lo que está pasando».

En su primer discurso ante el pueblo brasileño, tras la decisión del Ministro Edson Fachin, La Corte Suprema de Justicia (STF), que anuló las condenas impuestas por el Juzgado 13 De la Curitiba en la Operación Lava Jato, el expresidente Lula dijo que estaba callado y tranquilo porque, después de cinco años, «apareció la verdad», criticó la gestión de Jair Bolsonaro en la lucha contra la pandemia del nuevo coronavirus y simpatizó con las familias de las casi 270.000 víctimas de Covid-19.

Durante su intervención el miércoles (10), en el sindicato de metalúrgicos de ABC (SMABC), en São Bernardo do Campo, Desde donde partió a la celda de la sede de la Policía Federal, en Paraná, en 2018, tras ser condenado sin delito y sin pruebas por el exjuez Sergio Moro, Lula también habló sobre el voto del ministro Gilmar Mendes, en el juicio del caso bajo la sospecha deMoro, declarando la parcialidad del exjuezen las sentencias en su contra, lo que derivó en su detención.

Para Lula, la Corte Suprema finalmente reconoció que fue víctima de una farsa y que no tenía un juicio justo. «Tenía tanta confianza y conciencia de lo que estaba pasando que estaba seguro de que este día iba a llegar. Y está aquí», dijo el expresidente.

Lula dijo estar satisfecho con la decisión: «Fue un día gratificante. Fachin ha cumplido algo que hemos reclamado desde 2016. Estamos cansados de decirlo.»

Para el expresidente, la inclusión de Petrobras en los cargos que se le imputan fue la forma en que los fiscales de Lava Jata y el exjuez Moro encontraron concluir la obsesión por criminalizarlo.

Después de recordar los fatídicos días del decreto de su detención por moro y la decisión de entregarse a la Policía Federal para demostrar su inocencia al no ser un fugitivo, como él cita, y contar con la solidaridad de miles de personas que, para defender a Lula, tomaron la sede del sindicato, el expresidente se declaró una persona sin heridos.

«Si hay un ciudadano que tiene razón en ser herido, soy yo. Pero no lo estoy.» Lula minimizó su sufrimiento durante todo el período en el que fue masacrado por los medios de comunicación y humillado por agentes públicos como los fiscales del Grupo de Trabajo de Lava Jato y por el propio Sergio Moro citando la realidad de millones de brasileños.

Citó el estado de vulnerabilidad y miseria de millones de brasileños afectados por la crisis económica del país, ahora profundizado por la pandemia del nuevo coronavirus. Hombres y mujeres, dice, que crían y «no tienen una barra de pan para comer y un café para beber»

Para Lula, no hay mayor dolor que llegar a la hora del almuerzo y no tener un plato de frijoles con harina para los niños o estar desempleado y a fin de mes no tener salario para mantener a la familia.

Y este fue el tono principal del discurso de Lula durante el discurso que precedió a una conferencia de prensa. «Sería un error de mi parte no decir que Brasil no merece estar pasando por lo que pasa», dijo.

El expresidente hizo una advertencia a la situación actual en Brasil, llamando la atención sobre la necesidad de una reacción contra el gobierno de Jair Bolsonaro (ex-PSL) a quien Lula criticó la falta de una conducta «digna de un presidente de la República», tanto en la economía como en la confrontación de la pandemia de Covid-19.

Lula dijo que, como presidente, debería haber creado un comité de crisis ya en marzo del año pasado, al inicio de la pandemia, con la participación del ministro de Salud, secretarios de Salud del Estado, así como médicos, infectólogos y científicos para tomar decisiones que guíen a la población sobre qué hacer.

«Todavía era necesario priorizar el dinero para la salud y comprar todas las vacunas que pudieran. Pero ni siquiera aceptamos las vacunas que Pfizer nos ofreció y eso es porque tenemos un presidente que inventó Cloroquina, que dice que tiene miedo de que sea, que es un cobarde, que es un ex atleta, y por lo tanto no iba a contraer la enfermedad, que, después de todo, terminó contrayéndose. No es el papel civilizado de un presidente de la República», dijo Lula.

Con el característico buen humor, Lula, de 75 años, dijo que vendrá su turno de vacunarse y se enorgullecerá de demostrar que fue vacunado para alentar a la gente a inmunizarse y no creer el discurso negacionista de Bolsonaro.

Después de hacer una breve historia de la vida política de Bolsonaro, quien pasó unos 30 años como diputado federal sin aprobar proyectos, sólo construyendo la imagen de que no era un político, Lula también advirtió sobre la «locura» que se está apoderando del país.

Para el expresidente las muertes de Covid-19 podrían haberse evitado con una acción efectiva de confrontación, que hasta ahora no ha sido con el gobierno de Bolsonaro. Por el contrario, aumentan cada vez más los precios de los combustibles y los alimentos, lo que hace que los brasileños sean aún más miserables, incapaces de mantenerse.

«Cuántos años no hemos oído hablar de desarrollo, creación de empleo e ingresos», dijo Lula.

Ayuda

Durante el discurso, que duró unas dos horas, Lula destacó la importancia de la lucha por la asistencia de emergencia para que la gente no muera de hambre y para que la economía tenga una recuperación mínima.

CITA «Es la lógica: si la familia tiene dinero, va al supermercado, compra comida, compra un zapato, compra una camisa, vende el oficio y todo funciona. Si no lo tiene, está en casa postrado esperando frente a la estufa cuando va a tener dinero para comer».

Brasil estaba feliz…

Estaba feliz y lo sabía, pero el proyecto de país deseado por los opositores políticos de Lula interrumpió una historia de respeto internacional y crecimiento económico. Lava-Jato se mostró a Brasil como una operación que además de detener a empresarios y políticos corruptos, todavía recuperó «miles de millones de reales» a las arcas públicas.

Pero Lula advierte que los R$ 4.400 millones recuperados por la operación no están cerca de los más de R $ 170 mil millones que Brasil perdió en inversión debido a Lava Jato. Los datos forman parte de un estudio de Dieese con datos oficiales de la propia operación y estadísticas económicas.

«Que la operación arrestaría al propietario, pero no cerraría la empresa, para seguir trabajando, generando empleos», dijo el expresidente.

Lula también criticó el «entreguismo» de Paulo Guedes, ministro de Economía, quien pretende privatizar un Estado estratégico para el país, acciones equivocadas en la evaluación de Lula.

«La única manera de reducir la deuda pública es el crecimiento económico, la inversión pública. La lógica es que si el Estado no confía en su política y no invierte, ¿por qué invertiría el empresario?», dijo el expresidente refiriéndose a la importancia de las empresas estatales.

Lula también lamentó que la industria brasileña se haya retractado a lo largo de los años debido a la falta de inversiones. Recordó que la industria automotriz vendió alrededor de 4 millones de automóviles en 2008. Hoy en día, vende sólo unos 2 millones al año, lo que para él es el resultado no sólo de la falta de incentivos, sino también de la falta de demanda.

El expresidente también dijo que tiene la intención -tan pronto como pueda- de volver a salir del país para dialogar con el pueblo brasileño sobre la necesidad de revertir estas situaciones y descartó hablar de reelección, al menos por ahora.

En respuesta a la prensa, Lula dijo que todavía es demasiado pronto para hablar en 2022, y que «hay mucho que hacer y pensar antes de discutir su candidatura».

Vivir

«Seguiremos luchando para que Moro sea considerado sospechoso. No tiene derecho a convertirse en el mayor mentiroso de la historia de Brasil y convertirse en un héroe. Dios de la arcilla no dura mucho. Estoy seguro de que hoy debe estar sufriendo mucho más de lo que yo sufrí», dijo Lula, quien acusó a los medios de comunicación de haber «firmado un pacto» con la República de Curitiba, que estaba a cargo de Lava Jato.

Lula también dijo que fue «víctima de la mayor mentira legal, contada en 500 años de historia» y recordó a Marisa Letícia, su expareja, fallecida el 3 de febrero de 2017 y su hermano Vavá, quien murió el año pasado y no puede ir al velorio.

El expresidente también se burló de William Bonner, presentador del Periódico Nacional de TV Globo, diciendo que era mucho más serbio que el periodista al dar la noticia sobre la anulación y reportar el voto de Gilmar Mendes bajo la sospecha del ex juez que incluía críticas al periodismo de la emisora.

 

El video completo 

(Fuente: CUT)

En una sentencia que sin duda sienta jurisprudencia, la Asociación del Personal Superior de Autopistas e Infraestructura APSAI logró el fallo favorable de la Corte Suprema de Justicia a su demanda a Autopistas del Sol a fin de que “retenga la cuota sindical por planilla salarial respecto de sus afiliados y cesara en toda obstaculización a su accionar gremial”.

La Corte señaló, en el fallo de fecha 4 de marzo pasado, que “el artículo 14 bis de la Constitución Nacional establece que el trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador la organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial. Asimismo, el Convenio 87 de la OIT, de jerarquía constitucional, reconoce a los trabajadores y los empleadores, sin ninguna distinción y sin autorización previa, el derecho de constituir las organizaciones que estimen convenientes, así como el de afiliarse a estas organizaciones.

El fallo declaró la inconstitucionalidad de la exclusión de los sindicatos simplemente inscriptos del régimen de retención de aportes a sus afiliados declarando la inconstitucionalidad del artículo 38 de la ley 23.551 que establece que los empleadores están obligados a actuar como agente de retención de las cuotas sindicales únicamente respecto de trabajadores afiliados a sindicatos con personería gremial.

La exclusión de los sindicatos simplemente inscriptos configura una injerencia del Estado que reduce injustificadamente su capacidad de desarrollar funciones propias relativas a la promoción, ejercicio, defensa, fomento y protección de intereses legítimos de orden gremial. Lesiona a la libertad sindical, en su faz individual y colectiva.

Este logro es una demostración más que solo la organización y la perseverancia en la lucha de les trabajadores por sus derechos los validan, los hacen concretos. Felicitaciones compañeres!

 

Ver la sentencia aquí

RESEÑA CNT 083140_2016_1_RH001

Documento de las mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans y no binaries nucleades en la CTA de les Trabajadorxs, en el marco del Día Internacional de la Mujer Trabajadora y del Paro Internacional Feminista.

8 DE MARZO – PARO INTERNACIONAL FEMINISTA
Mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans y no binaries

Las trabajadoras mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans y no binaries organizadas en la CTA de les Trabajadores convocamos al Paro Internacional Feminista, bajo las diversas modalidades que resuelva cada sindicato y sector para expresar el sentido político y reivindicativo de esta fecha.

En un contexto en el que la emergencia sanitaria limita nuestra posibilidad de manifestarnos masivamente en la calle, priorizamos las acciones que nos permitan poner de relieve que nuestros trabajos mantienen el mundo en movimiento, y que es nuestra organización colectiva la fuerza que nos ha permitido avanzar, y que nos permitirá, sin dudas, seguir transformando esta sociedad. Por eso este 8M reafirmamos también la unidad construida con las compañeras del conjunto de las organizaciones sindicales y de la economía popular y solidaria, y nuestra presencia en el movimiento feminista popular que sigue conmoviendo el orden patriarcal, luchando contra la desigualdad de género y de clase, y contra las estructuras de la dependencia neocolonial.

Nos encontramos en una coyuntura particularmente compleja, en la que la pandemia del Covid-19 ha profundizado en todo el mundo las desigualdades, agravando dramáticamente la situación de millones de personas expuestas a inadmisibles formas de precarización de la vida. En nuestro país, el esfuerzo por contener la expansión de los contagios, evitar el colapso del sistema sanitario, y limitar el efecto de la recesión económica especialmente sobre quienes se encontraban ya en condiciones de mayor vulnerabilidad, ha debido desarrollarse en condiciones extremadamente adversas, con una sociedad empobrecida, un sistema productivo diezmado, y un Estado endeudado. Tras cuatro años de saqueo, la pandemia nos enfrentó a la necesidad de resolver la emergencia sobre el trasfondo de la crisis provocada por el gobierno anterior y sus mandantes. En estas circunstancias, es absolutamente claro que si en la Argentina ha habido, como respuesta a la pandemia, una política de cuidado de la población, es porque logramos llevar al gobierno nacional una expresión del movimiento popular como el Frente de Todes. La rápida recuperación de los Ministerios de Trabajo, de Salud y de Ciencia y Tecnología, junto a la creación del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad, tanto a nivel nacional como en la provincia más densamente poblada del país, es un signo claro de esa inflexión, necesaria y oportuna.

Al mismo tiempo, resulta criminal la actitud de una oposición política que ha obstaculizado desde el comienzo de la pandemia todas las medidas sanitarias, laborales y económicas dispuestas para afrontar esta coyuntura. En el mismo momento en que el destino de la humanidad se juega en la clave de la solidaridad, las grandes empresas y los sectores financieros no han dejado de intentar hacer de esta situación crítica una oportunidad para perfeccionar la explotación del trabajo y el descarte de las personas que trabajan. En nuestro país, la pretensión del poder económico de descargar el costo de la crisis sobre el pueblo tiene como correlato su apuesta a impedir la profundización de una política que, respondiendo al interés de la mayoría, priorice la atención de quienes se encuentran en situaciones más vulnerables y avance hacia las transformaciones estructurales necesarias para encaminar un proceso de desarrollo soberano con justicia social. En esta etapa, el incremento especulativo de los precios, junto al intento de desacreditar la campaña de vacunación más importante de la historia, operan como factores de una estrategia de deslegitimación que tiene un impacto directo en las condiciones de vida de nuestro pueblo.

En estas circunstancias, debería haber quedado más claro que nunca que es el trabajo el que ha permitido producir los bienes necesarios para la vida y la salud, cuidar, alimentar, enseñar, comunicar, transportar, acompañar, investigar, y seguir creando. Y sin embargo, mientras el gran capital sigue concentrándose, el impacto de esta crisis mundial es abismal en el mundo del trabajo y en las condiciones de vida de los sectores populares. En todas partes, el impacto del desempleo y del incremento del costo de los bienes básicos, con la consecuente pérdida de poder adquisitivo de los salarios y jubilaciones, es aún más severo en la situación de las mujeres y diversidades. Porque estamos en las zonas más desprotegidas del mundo del trabajo, y porque una parte muy significativa de nuestro trabajo no es reconocido ni remunerado. Porque somos mayoritariamente quienes cuidamos: en los empleos más expuestos a los contagios, en nuestras familias y comunidades. Porque la informalidad laboral, la precarización, los salarios más bajos, la discriminación, la discontinuidad en el empleo o el empleo a tiempo parcial, la falta de aportes previsionales y de acceso a la seguridad social, la doble jornada y la exigencia de resolver por nuestros propios medios las tareas que requiere el cuidado de hijes u otras personas, siguen siendo el signo de nuestra condición trabajadora, aquí y en todo el mundo.

Por eso, y en la medida en que reactivar la producción nacional, generar empleo y asegurar ingresos adecuados para cubrir las necesidades de la población trabajadora, constituyen aspectos centrales de una política de recuperación económica con justicia social, es imprescindible promover una reconfiguración del mundo del trabajo con una clara perspectiva de género. Es en esos términos, que reclamamos y seguiremos luchando por el DERECHO AL TRABAJO Y TRABAJO CON DERECHOS.

• Es necesario asegurar el acceso al empleo de mujeres y diversidades, y la formalización del trabajo no registrado. Asegurar por Ley, regulaciones y supervisión adecuadas, el cupo y la inclusión laboral travesti-trans en todos los ámbitos laborales. Acceso al empleo de las personas con discapacidad. Una política integral de cuidados que permita, a través de los programas, legislación e instrumentos normativos adecuados a la realidad de cada sector: promover la responsabilidad social y una distribución igualitaria de las tareas de cuidado; establecer regímenes de licencias, y proveer infraestructura y servicios que aseguren, junto al derecho de todas las personas a recibir cuidados, el derecho al pleno empleo de mujeres y diversidades; profesionalizar y formalizar el trabajo de cuidados comunitarios y de los empleos tradicionalmente desjerarquizados por su vinculación con las tareas del cuidado y la reproducción; reconocimiento del trabajo doméstico y ampliación de la moratoria previsional, que fue un paso decisivo para garantizar la jubilación a quienes no han podido realizar aportes, mayoritariamente mujeres e identidades feminizadas.

• La educación es un derecho que sostiene otros derechos. Es preciso continuar fortaleciendo el sistema educativo público, y garantizar el acceso y terminalidad educativa en todos los niveles para las mujeres y diversidades de todas las edades. Necesitamos una educación emancipatoria que ayude a deconstruir los estereotipos de género que reproducen la cultura patriarcal. También reclamamos una formación profesional que no sólo asegure la inclusión y permanencia a través de los cambios que se producen actualmente en el mundo del trabajo, sino que permita a trabajadoras y trabajadores asumir una posición crítica, activa y solidaria en la organización de la actividad laboral.

• Es imprescindible construir un mundo del trabajo sin violencias. Legislación y políticas que apliquen en todo el territorio nacional y en todos los sectores del trabajo los contenidos y disposiciones del Convenio 190 y la Recomendación 206 de la OIT, para la erradicación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. Campañas de prevención, formación del personal, y protocolos de intervención en todos los organismos del sector público y en todas las empresas e instituciones privadas. Licencias por violencia de género, con garantía de continuidad laboral y previsión de traslados ante situaciones críticas. Plena implementación de la Ley Micaela en todos los Poderes del Estado y en el sector privado; Micaela Sindical en nuestras organizaciones.

• Es urgente sancionar una Reforma Judicial Feminista. La ya ineludible democratización del Poder Judicial, debe tener una clara perspectiva de género, para asegurar una protección efectiva de nuestro derecho a una vida libre de violencias, garantizando una respuesta pronta y adecuada a las denuncias, así como el cuidado de las personas denunciantes. Exigimos perspectiva de género en el abordaje y la resolución de todas las demandas que involucren cuestiones que condicionan la vida y la autonomía de mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales y no binaries. Necesitamos una Justicia popular, democrática y feminista, y una reforma de las fuerzas de seguridad acorde con su función de protección de derechos. No a un Poder Judicial al servicio de los poderes fácticos y del patriarcado, que persigue a les referentes populares y abandona a quienes debe proteger. Libertad a Milagro Sala y lxs presxs políticos. Basta de femicidios, travesticidios, transfemicidios, crímenes de odio por la condición de género. ¡Vivas, libres y con derechos nos queremos! Ni Una Menos!

• Es preciso garantizar la plena implementación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en todo el territorio nacional. Celebramos la sanción de esta Ley como una conquista fundamental de la lucha del movimiento feminista popular, y de la decisión política de un gobierno que cumplió sin vacilaciones su compromiso de impulsar en el Parlamento este reclamo histórico. Esta Ley, junto a la Ley de los Mil Días, conforma una normativa necesaria para respaldar y reconocer nuestro derecho a decidir, que debe tener una base sólida en la Educación Sexual Integral, cuyos contenidos deben ser actualizados y que debe implementarse sin restricciones en todo el sistema educativo. Ahora que la IVE es Ley, necesitamos la acción conjunta del Estado y de las redes que hemos tejido durante los años de nuestra batalla contra los estragos de la clandestinidad, para garantizar el acceso a este derecho, sin obstáculos, discriminaciones ni violencias, en todo el sistema de salud.

Como se ha demostrado en esta pandemia, el rol del Estado es decisivo para cuidar la vida y la salud, así como es determinante para poner límites a la voracidad del poder económico e impulsar las transformaciones necesarias para construir una sociedad con justicia e igualdad. Respaldamos la decisión del Presidente de la Nación, de investigar penalmente a las personas responsables del endeudamiento producido durante el gobierno de la Alianza Cambiemos, y la determinación de no aceptar condicionamientos externos e internos sobre una política económica que debe mantenerse soberana y al servicio del interés popular. La deuda sigue siendo con nosotras y nosotres. Y, en esta perspectiva, poner en cuestión la desigualdad, las exclusiones y la violencia por razones de género que signan el mundo del trabajo debe ser una prioridad: sin feminismo no hay justicia social. Nuestros reclamos se inscriben, y sólo podrán encontrar un horizonte cierto de realización, en el marco de un proyecto nacional popular y democrático. Por eso seguimos bregando por sindicatos más igualitarios, que nos reconozcan, respeten, y asuman que nuestra lucha es inseparable de la lucha emancipatoria de nuestra clase. Y reivindicamos, con nuestra presencia militante y transformadora en nuestras organizaciones, el camino que hemos transitado, construyendo organización y unidad, y que nos permite hoy afirmar sobre nuestras conquistas la determinación de seguir avanzando.

 

NUESTRO TRABAJO MUEVE AL MUNDO
ORGANIZADAS LO TRANSFORMAMOS

CTA DE LES TRABAJADORES

cta_t_-_nuestro_trabajo_mueve_al_mundo

El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, junto a representantes del Frente Barrial de la Central, fueron recibidos por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

El encuentro tuvo como objetivo presentar a este importante espacio de organización de los trabajadores no conveniados y de la economía social quienes, desde la fundación de la Central, fueron reconocidos por ésta como genuinos de la clase que vive de su trabajo y no del ajeno.

Por su parte, el ministro anunció la creación de un registro, en el marco de su cartera, para las diversas asociaciones de la economía social y popular. Esta iniciativa gubernamental, antes de su implementación, contara con la incorporación de aportes por parte de nuestro Frente Barrial.

A su turno, los compañeros del Frente Barrial le plantearon al ministro la necesidad de poner en marcha experiencias de capacitación y formación para este sector de trabajadores, como así también el requerimiento de apoyo oficial a las cooperativas luego de la destrucción del trabajo autogestionado durante el gobierno macrista. En particular, se señalaron las situaciones que se viven en las cooperativas de la industria cárnica, dando un claro ejemplo con Frigocarne Sin Patrón.

Con el compromiso de avanzar en los ejes planteados se acordó la realización de una serie de reuniones en los próximos días. A este fin, los representantes de la Central reafirmaron que el trabajo y la producción nacional, en sus múltiples y nuevas variantes, deben ser parte en la recuperación del ingreso de les trabajadores.

Participaron por el Frente Barrial Juan Vitta, Paciano Ocampo, Mario Miceli y Diego Suarez.

(Fuente: CTA)