Las fábricas de automóviles proporcionan trabajo bien remunerado, muy calificado y con muchos trabajadores sindicados, por lo que una serie de cierres de fábricas y reducciones de personal en varios países es preocupante para los sindicatos. Si bien tenemos que luchar contra los cierres planta por planta, también debemos comprender los factores estructurales más amplios.

Los fabricantes están utilizando el impulso de una profunda transformación en el sector para cerrar o consolidar las fábricas de automóviles no rentables y las operaciones rentables con pocos márgenes de beneficio. Con la caída de la demanda de vehículos particulares entre los consumidores más jóvenes, y una tendencia a nuevas soluciones de movilidad menos individuales, las empresas automovilísticas están reconsiderando sus modelos de fabricación a nivel mundial.

General Motors es un ejemplo extremo: la empresa ha cerrado una planta en Australia, ha vendido sus operaciones en Europa, Rusia y África y va a cerrar cuatro plantas en Estados Unidos y una en Canadá este año, con una supresión de casi 6.000 empleos.

Honda ha anunciado que cerrará su fábrica en Swindon (Reino Unido), UK, con la pérdida de 3.500 puestos de trabajo, y va a suspender la producción del Civic en Gebze (Turquía), lo que afectará a 1.000 trabajadores.

Jaguar Land Rover recortará 4.500 empleos en todo el mundo, y Nissan anulará los planes para construir su nuevo SUV en el Reino Unido. Ford está revisando sus operaciones en Europa, y ha anunciado que cerrará la planta de São Bernardo en Brasil, con la pérdida de 3.000 empleos.

¿Qué hay detrás de la crisis? Factores locales, como el Brexit en Gran Bretaña, influyen en las decisiones, pero se trata de una importante reestructuración global: la industria necesita grandes inversiones para pasar a la siguiente etapa. Tenemos que participar en las conversaciones sobre la gestión de este cambio.

¿Cuáles son los principales factores del cambio?

Estancamiento de la demanda

Las modalidades de la propiedad y los hábitos de consumo de automóviles están cambiando, y la mayoría de los analistas piensan que la demanda ha llegado al máximo. Los más jóvenes son mucho menos dados a considerar necesaria la propiedad de un automóvil. Los coches se ven sobre todo como un medio de transporte, y muchos estiman más conveniente compartir un automóvil o las aplicaciones como Uber. También está creciendo el ciclismo, el uso de bicicletas eléctricas, motocicletas, patinetes y otras formas de transporte personal.

El punto culminante del petróleo y el cambio climático

Cada vez hay más conciencia de la necesidad de pasar a una economía basada en el carbono. Algunos gobiernos han anunciado ya la prohibición en el futuro de la gasolina y el diésel. Pero todavía no se dispone para sustituirlos de grandes cantidades de vehículos eléctricos ni de la infraestructura requerida para mantenerlos.

Vehículos eléctricos

Todos sabemos que los vehículos eléctricos son el futuro, y la mayoría de los fabricantes están desarrollando modelos. Sin embargo, esto es costoso y los modelos no son aún rentables, por lo que el desarrollo es especulativo. Los automóviles eléctricos tienen menos componentes que los dotados de motores de combustión interna, y requieren menos trabajadores. IG Metall en Alemania prevé la pérdida de 16.0.000 empleos debido a los vehículos eléctricos.

Vehículos autónomos

Hay un amplio debate sobre el grado en que se generalizarán los vehículos autónomos en el futuro, pero la mayoría de los fabricantes están agregando funciones autónomas a los coches. Esto requiere mucho desarrollo costoso. En el proyecto Waymo de Google se está invirtiendo considerablemente en taxis de autoconducción.

Nuevos competidores

Las empresas de automóviles no solo compiten con nuevos fabricantes como Tesla, sino también con Google, Uber y otras compañías tecnológicas que ofrecen soluciones alternativas para el transporte de personas. Cada vez más, la tecnología añade valor a los automóviles, y el peligro para los fabricantes es acabar convirtiéndose en meros proveedores de soporte físico. Para mitigar esto, hay que gastar muchísimo dinero en adquirir conocimientos tecnológicos y soporte lógico.

Industria 4.0 y el futuro del trabajo

La fabricación de automóviles está ya muy automatizada, y los robots hacen una gran cantidad de trabajo importante. Una nueva generación de vehículos eléctricos y autónomos significará el diseño de nuevos sistemas totalmente integrados, que cubrirán cada proceso a lo largo de la cadena de suministro. Se seguirán necesitando los trabajadores muy calificados para el montaje y el mantenimiento, pero se perderán muchos puestos de trabajo auxiliares.

¿Cuáles son las soluciones?

Sin intervención, las fábricas de automóviles del futuro emplearán muchos menos trabajadores que en la actualidad. Aunque los principios de la gestión del cambio en la industria son conocidos, los sindicatos tienen que realizar una gran labor centrada en la elaboración de planes creíbles.

Colaborar con las empresas ahora

La IndustriALL tiene acuerdos marco globales con bastantes empresas de automóviles, que facilitan debates de alto nivel sobre el futuro de la industria, y ofrecen la ocasión de negociar la transición a nuevas formas de producción.

Influir en los gobiernos y en las autoridades locales

Los sindicatos tienen que trabajar con los gobiernos para desarrollar una política industrial sostenible y no esperar  a que las empresas creen empleos. La infraestructura, la política de transporte y el urbanismo son cruciales. La forma en que se conciben las ciudades tiene importantes consecuencias en el futuro del transporte.

Readaptación de las fábricas de automóviles

Con los desafíos que se plantean, los sindicatos tienen que prepararse para el nuevo mundo del trabajo. Es preciso preservar y desarrollar la competencia de los trabajadores de automóviles muy calificados para atender las necesidades de la futura industria de la automoción, pero también, cuando los cierres sean inevitables, las necesidades de nuevas industrias que van a colmar el vacío. Esta labor habrá de hacerse en cooperación con las empresas y los gobiernos locales y nacionales.

En última instancia, los sindicatos, las empresas, los gobiernos y los planificadores urbanos habrán de trabajar juntos en proyectos de reconversión industrial a gran escala.

Desarrollo de un plan de acción

En el transcurso de este año, la IndustriALL celebrará una serie de reuniones para desarrollar las mejores prácticas de los afiliados con experiencia en estos cambios.

Además de una serie de reuniones de redes específicas de empresa, este año se celebrará una reunión de expertos sobre los cambios en la industria. En diciembre, esto culminará con una reunión del automóvil en la que se discutirán las recomendaciones para afrontar los cambios en el sector.

(Artículo publicado en IndustriALL)

 

Este plan da cuenta de la importancia que el Presidente de México le da a la lectura y a la cultura en general, como requisitos imprescindibles para ser una buen ciudadano. El lanzamiento del plan que se hizo con entregas de 2000 libros, se hizo en Mocorito, estado de Sinaloa, “donde nació el saber”, según palabras de su gobernador. Leer más

Se viene el Día del Basta en Brasil

La CUT definió el 10 de agosto como día de paro y movilización en todo Brasil. Además de paralizaciones en lugares de trabajo, un gran acto en la Av. Paulista marcará la movilización de la clase obrera que exige el fin del ataque a sus derechos.

En el día en que la reforma laboral completó un año de su aprobación en el Senado, la CUT y demás centrales sindicales (Fuerza Sindical, CTB, UGT, Intersindical, NCST y CSP-Conlutas), reunidas en São Paulo este miércoles (11), definieron la lucha en las calles el próximo 10 de agosto. Es el Día del Basta, con paralizaciones, retrasos de turnos y actos en los lugares de trabajo y en las plazas públicas de gran circulación de todo el país. Una gran manifestación en la Avenida Paulista, frente a la Fiesp (Federación de Industrias del Estado de San Pablo), está prevista para ocurrir a partir de las 10h, con la participación de varios sectores de trabajadores y trabajadoras y de movimientos sociales.

Esta acción forma parte de la Agenda Prioritaria de la Clase Trabajadora lanzada en junio pasado por las centrales sindicales cuando presentaron un documento con 22 propuestas para promover el desarrollo de Brasil a partir de la generación de empleo y renta, que son las pautas principales del Día del Basta. Las siete centrales basarán sus acciones en este período electoral en esta Agenda unitaria. Además de ser una herramienta de trabajo de los sindicalistas para el debate público, la “Agenda” será entregada a los parlamentarios y candidatos para las elecciones de 2018.

“Basta de desempleo, basta de negación de derechos, basta de privatizaciones, basta de aumentos abusivos en los precios de los combustibles, basta de sufrimiento para el pueblo brasileño”, sintetiza el secretario general de la CUT, Sérgio Nobre.

“Será un día de lucha por el país. La desesperanza se apoderó del pueblo brasileño, por eso es urgente esa lucha. Brasil tiene que repensar su camino, porque ese camino que está siendo trillado es el de la tragedia, de la exclusión social, del desempleo”, completó el dirigente.

Si quieres saber más: https://www.cut.org.br/noticias/basta-de-desemprego-10-de-agosto-e-dia-de-mobilizacao-em-todo-o-brasil-df6d

En la Conferencia Internacional del Trabajo 2018 se defiende los derechos de los trabajadores/as

En el boletín semanal de IndustriAll Global Union se hace un resumen de los temas tratados en la última Conferencia Internacional del Trabajo y las posturas de la Red Global. IndustriALL ratificó su apoyo a los diecisiete objetivos que se plantean a nivel global para el «Desarrollo Sostenible» y resaltó el impacto en el mundo el trabajo de la industria 4.0: «La única respuesta moralmente justificable es dar a los trabajadores/as garantías de una transición justa».

 

La CIT realizó un debate general sobre «Cooperación eficaz de la OIT para el desarrollo en apoyo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible», brindando orientación sobre la estrategia de cooperación de la OIT para el desarrollo más allá de 2018, con miras a configurar la visión futura de la OIT en materia de cooperación para el desarrollo.

En esta ocasión, IndustriALL reafirmó su posición de apoyo a los diecisiete objetivos establecidos. Estos objetivos incluyen los principios de igualdad, energía limpia, acción climática, trabajo decente, crecimiento económico, la paz y justicia, y la lucha contra la pobreza y el hambre. IndustriALL Global Union señaló lo siguiente:

Es necesario contar con un plan. La única respuesta moralmente justificable es dar a los trabajadores/as garantías de una Transición Justa. Si queremos que apoyen esta transformación que se necesita urgentemente, debe ofrecerles algún beneficio positivo.

Se celebró una Cumbre sobre el Mundo del Trabajo en la que participaron gobiernos, interlocutores sociales y destacados expertos para examinar cuestiones de suma importancia y abordar la cuestión del trabajo decente para la paz y la capacidad de respuesta.

IndustriALL Global Union afirmó:

Como trabajadores y trabajadoras de los sectores de manufactura, energía y minas, ya sentimos fuertemente el impacto de la digitalización y la llamada Industria 4.0, calificación que se aplica a diversas tecnologías de producción avanzadas y perjudiciales, en nuestras industrias y nuestro empleo. A medida que avanza la digitalización de los lugares de trabajo, es imprescindible lograr el reconocimiento de diversos derechos:

• el derecho a la información y los derechos de consultación de los representantes de los trabajadores/as, a nivel local, regional, nacional e internacional;

• el derecho a la educación y capacitación;

• el derecho a un nivel determinado de privacidad, en el trabajo y en el hogar.

Hubo un debate importante sobre el diálogo social y el tripartidismo, siguiendo la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa.

IndustriALL señaló al respecto:

El diálogo social requiere pleno respeto y aplicación de los derechos fundamentales en el trabajo; sin embargo, sentimos gran indignación al notar que existe una tendencia cada vez mayor de violación de los derechos de los trabajadores/as en todas partes del mundo.

En esta Conferencia, se reunieron representantes de gobiernos, y delegados de trabajadores/as y empleadores para debatir la naturaleza y el alcance de un futuro instrumento sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo. Gracias al apoyo de los gobiernos, el comité ha decidido en favor de un convenio respaldado por una recomendación.

Comisión de Aplicación de Normas

Se informó a la Comisión acerca de objetivos de producción excesivamente difíciles de alcanzar, trabajo fuera de horas, y pago incompleto de las horas extraordinarias. Estas imposiciones no son otra cosa más que un robo de los salarios de la fuerza laboral en Haití; en México se ha asesinado, amenazado y despedido a trabajadores/as por exigir elecciones sindicales justas; los trabajadores/as precarios empleados por Shell en Nigeria se han visto obligados a firmar cartas comprometiéndose a no formar sindicatos; se ha conocido criminalización de los sindicatos en Bielorrusia cuando ejercen sus derechos sindicales; y despidos masivos en el sector minero en Botsuana sin negociación ni compensación.

Brasil fue denunciado ante la CAN por violaciones del C98, el derecho de negociación colectiva. Las seis centrales sindicales nacionales del Brasil denunciaron en forma conjunta la reforma retrógrada de la legislación laboral aprobada por el gobierno ilegítimo. IndustriALL, junto con otros sindicatos mundiales, la ISP, ITF y EI, denunciaron el impacto de la reforma laboral en 100 millones de trabajadores/as. El plenario se unió en contra el Ministro de Trabajo del Brasil cuando, en su respuesta, quiso desprestigiar al Comité de Expertos de la OIT, acusándolos de poner a Brasil “en la sucia lista corta por motivos políticos”.

En los casos particulares de Brasil y México, el portavoz de los trabajadores/as exigió un párrafo especial en el texto y una misión de contactos directos de la OIT. El informe concluyó que estos dos gobiernos tendrán que rendir cuentas a la OIT en la reunión de expertos en noviembre, lo que significa que permanecerán hasta 2019 en la lista de investigación de la CAN.

Apoyando a sus afiliados, IndustriALL denunció el desmantelamiento de las inspecciones laborales en Ucrania, las restricciones que impiden crear sindicatos funcionales en Myanmar y la brutal represión de la libertad de sindicación y libertad de expresión en Argelia, que conllevó a la persecución de Snategs, organización afiliada a IndustriALL.

IndustriALL aportó comentarios al Estudio General sobre el tiempo de trabajo de la CAN.

IndustriALL concluyó diciendo:

Hay que poner fin a la violación de los derechos de los trabajadores y trabajadoras; el mundo no puede continuar así. Aquí es donde se hacen compromisos conjuntos para lograr progreso y justicia social, y estas violaciones de los derechos humanos y laborales deben terminar inmediatamente.

Hay que promover el trabajo decente a través de un enfoque coordinado, respetando los principios y derechos fundamentales en el trabajo. Como trabajadores y trabajadoras de los sectores de manufactura, energía y minas del mundo, reafirmamos nuestro compromiso, y esperamos y exigimos lo mismo a los gobiernos y los empleadores.

Raul Mathius de SMATA, Pedro Wasiejko y Sandra Fojo de FeTIA

Culminó ayer en Panamá la Segunda Conferencia Regional de IndustriAll Global Union donde participaron dirigentes sindicales de diferentes partes del mundo. Nuestro secretario General y Adjunto de la CTA, Pedro Wasiejko nos representó en esta reunión acompañado por Sandra Fojo, del Equipo Jurídico de la FeTIA.

La actividad se llevó a cabo en la capital del país centroamericano los días 14, 15 y 16 pasados y participaron Valter Sánchez, secretario general de IndustriAll Global Union; Marino Vani, secretario regional de la red global en América latina y el Caribe; Raúl Mathiu, vicepresidente del Comité Ejecutivo; Lucineide Varjão, presidenta de la CNQ/CUT y co-presidenta del Comité Ejecutivo también de IndustriAll. Ofició de anfitrión Julio Fábrega, secretario general de la Federación Nacional de trabajadores Metalúrgicos y Afines de Panamá (FENATRAMET).
El objetivo de la Conferencia fue ajustar el plan estratégico para la Región y debatir sobre algunas temáticas como los acuerdos comerciales y su impacto en la región. La Industria 4.0, los sindicatos como actores políticos y sociales en la construcción de la industria sostenible, la transición energética y la igualdad de género.
La Conferencia sirvió de ámbito de resonancia de las denuncias que los trabajadores venimos haciendo en cada uno de nuestros países sobre el impacto negativo que las políticas neoliberales tienen sobre nuestros derechos y la democracia tan duramente conseguida.
«La democracia, la ampliación de derechos laborales y la distribución de la renta, son presupuestos básicos para la construcción de un continente más justo» dijo Valter Sanches.
Por su parte, el secretario regional Marino Vani exhortó «El modelo neoliberal y las grandes corporaciones nos quieren imponer el trabajo precario, actuemos por un modelo de justicia social y desarrollo sostenible global».
Por su parte, Pedro Wasiejko al explicar la situación que atraviesa el país enfatizó que «el camino de la unidad de todos los sectores es la principal estrategia que nos damos desde el campo popular para frenar el ajuste terrible que nos impone el gobierno de Macri. En la construcción de esa unidad está firmemente comprometida la FeTIA y la CTA de los trabajadores».
Los participantes de la 2da Conferencia hicieron un alto en su agenda para manifestarse exigiendo la libertad del ex presidente Lula y acompañar la campaña internacional #LulaLivre.

Un producto muy importante de la 2da. Conferencia Regional fue el documento que presentó el secretario general adjunto de IndustriAll, Kemal Ozkan llamado «El desafío de la Industria 4.0 y la exigencia de nuevas respuestas». A continuación la versión en pdf

{phocadownload view=file|id=80|target=s}

Director de Steelworkers de EEUU visitó hoy la FeTIA.

Rubén Garza, Director del distrito 13 (Texas, Luisiana, Arkansas y Oklahoma) del United Steelworkers -USW- nos visitó ayer en la sede de la CTA acompañado por Jorge García Orgales del departamento Internacional del sindicato.

 

A pesar de que su nombre remite a los metalúrgicos, USW es una organización multisectorial que agrupa a prácticamente todos los trabajadores del sector privado de la producción y los servicios, explicó Garza. «Con cerca de un millón de afiliados es el sindicato más grande del sector privado en EEUU y Canadá». Garza y García Orgales se explayaron sobre la organización y metodologías de construcción y negociación que se da el sindicato. USW comparte con la FeTIA la convicción de que en el mundo globalizado de hoy, a la fuerza prepotente de las corporaciones sólo se la puede enfrentar con organizaciones sindicales fuertes, que supere las limitaciones de la organización por «rama» y que esté en condiciones de responder en todos los frentes. Los compañeros fueron recibidos por Pedro Wasiejko y Eduardo Menajovsky entre otros miembros de la dirección de la FeTIA, y compañeros del sector de neumáticos, pintura y servicios. El intercambio se enriqueció con consideraciones referidas al “efecto Trump” en la vida de los trabajadores y de los sindicatos así como el avance de la industria 4.0 y su impacto en el mundo laboral.

''Resistir es crear. Resistir es transformar''

 »Resistir es crear. Resistir es transformar» será el lema que a partir de hoy (13 de marzo) y hasta el próximo día 17 regirá en Salvador de Bahía el intenso programa de actividades del XIII Foro Social Mundial (FSM-2018).

Esta próxima edición del Foro Social Mundial convocada en una situación brasileña, regional e internacional muy compleja, expresa la voluntad de movimientos y organizaciones sociales de fortalecer un histórico espacio de resistencia a las políticas antipopulares.

Más de 20 mil representantes de movimientos sociales y sindicales, partidos políticos de izquierda y personalidades democráticas confirmaron su presencia en el encuentro, según estima el Consejo Internacional del FSM. Figuras como los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff; Cristina Fernández, José Mujica y Fernando Lugo, quienes el día 14 asistirán a un gran acto en defensa de la Democracia, en el estadio Pituacu.
También estarán presentes el sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos, la militante indígena y precandidata a la Vicepresidencia de la República por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) Sonia Guajajara, y la presidenta de la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM), Lorena Peña.
La CTA estará representada por su secretario Adjunto y secretario General de la FeTIA Pedro Wasiejko, quien invitado por los organizadores, participará en una Mesa de Debate sobre el Futuro del Trabajo, junto a Walter Sánchez, secretario General de IndustriAll y otros dirigentes sindicales de la región.
Como parte de la programación del Foro, la mañana del día 16 será dedicada exclusivamente a la realización de una Asamblea Mundial de Mujeres, un encuentro enfilado a reconocer la urgencia del respeto a sus derechos y a debatir temas como la criminalización del aborto, el feminicidio y el combate contra la violencia.
El viernes, tendrá lugar en el campamento de los pueblos indígenas la Asamblea Mundial de los Pueblos, Movimientos y Territorios en Resistencia.
Concebido como un espacio de articulación, en su edición de 2018 el FSM buscará definir estrategias de resistencia a las políticas neoliberales de desmantelamiento de los derechos sociales y de enfrentamiento a los golpes antidemocráticos ocurridos en diversos países latinoamericanos en los últimos años.
Para ello, los más de mil 500 colectivos, organizaciones y entidades inscriptas desplegarán más de mil 300 actividades autogestionadas.
¡Estamos donde tenemos que estar!

 

 

Trabajadores y empresarios rechazan el TLC con Europa

Las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y los países del Mercosur para cerrar un tratado de libre comercio, se reanudaron en Asunción la semana pasada y continúan en ésta con una fuerte presión de los gobiernos –fundamentalmente de Macri y Temer- por firmar de una vez el acuerdo.

En ese ámbito los miembros de los órganos de representación de la sociedad organizada tanto de la Unión Europea (CES) como del Mercosur (FCES) -constituida por cámaras empresariales, organizaciones sindicales y organizaciones de la sociedad civil- expusieron sus principales y legítimas preocupaciones respecto del acuerdo y exigieron de manera urgente la constitución de un Comité Mixto de Seguimiento de modo de hacer factible la participación de la sociedad organizada del tramo final de las negociaciones y del posterior monitoreo del acuerdo.
La exigencia de la representación de los trabajadores no es nueva, ha sido constante y reiterada desde el inicio de la iniciativa hace 20 años. Sí lo es –al menos inusual- el pronunciamiento de las cámaras industriales de los cuatro países miembros del Mercosur (Venezuela suspendida) que elevaron ante las autoridades negociadores del acuerdo con la UE una dura declaración en la que exigen “transparencia” en las negociaciones, plazos y condiciones para que los sectores afectados negativamente por el tratado de libre comercio “puedan transformarse y continuar activos en el nuevo escenario”, y un acuerdo equilibrado “reconociendo las diferencias en el nivel de desarrollo entre las partes”. Reclaman, además, la inclusión de una “cláusula de desarrollo industrial” y la preservación de diversos instrumentos de protección a la producción y el empleo “fundamentales para el funcionamiento actual y futuro del Mercosur”.
La Cláusula de desarrollo apunta a proteger a la parte más débil –dada las asimetrías en el desarrollo entre los bloques– ante una posible industria naciente por ejemplo, o una que incorpore un salto tecnológico importante, porque estarían bloqueadas por el tratado de libre comercio.
La dura declaración que la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación Nacional de la Industria (CNI) de Brasil compartieron con sus pares de la Unión Industrial Paraguaya y la Cámara de Industrias del Uruguay reconoce implícitamente, que los negociadores del Mercosur fueron cediendo en 2016 y 2017. Demanda que “se establezcan plazos y condiciones para que los sectores afectados negativamente puedan transformarse y continuar activos en el nuevo escenario”.
Por su parte los representantes del movimiento sindical del Mercosur y de la Unión Europea -representados por la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur (CCSCS) y de la Confederación Europea de Sindicatos (CES)- hicieron entrega a los jefes negociadores de una «Carta a los Negociadores del Acuerdo del Mercosur», en donde expresan de manera clara y contundente las razones por las cuales no se aceptará el acuerdo «en las actuales circunstancias y condiciones, ya que no se perfila un auténtico Acuerdo de Asociación justo y equilibrado sino un tratado de libre comercio que perjudica a los países de menor desarrollo a ambos lados del Atlántico en su industria nacional, en la promoción de la producción y del trabajo decente».
Asimismo, solicitaron la inclusión de un Capítulo Socio-laboral que permita realizar análisis y propuestas y encontrar soluciones a través del diálogo social a aquellos desequilibrios que puedan surgir en el mundo del trabajo como consecuencia del acuerdo, “recogiendo como antecedentes los instrumentos signados por cada bloque (la Carta Social Europea y la Declaración Socio laboral del Mercosur), y en donde se incluyan las Normas Internacionales del Trabajo de la OIT, ratificadas por los países miembros, y los procedimientos en caso de violación de estos mismos. La carta firmada por CCSCS y CES concluye afirmando “Si a pesar de lo expresado, las autoridades de ambos bloques deciden concluir las negociaciones en su estado actual, las organizaciones firmantes no aceptarán el Acuerdo.
Según el Observatorio de Empleo, Producción y Comercio Exterior de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (ODEP-UMET) se pondría en riesgo 186.000 empleos industriales. En términos absolutos, los principales afectados serían metalmecánica (48.000 empleos), sensibles (calzado, textil, marroquinería, muebles (47.000), autopartes (32.500), química (19.000) y automotor (9500). Sin duda, el impacto de la firma de este acuerdo sería catastrófico para la mano de obra local.

 

Nos convoca a fortalecer la movilización popular y las luchas en la región.
Con un plenario de convergencia finalizó el sábado la Jornada Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo, donde se expusieron las conclusiones de los diferentes paneles que distribuidos en cuatro carpas se realizaron el día viernes: Democracia y soberanía, Integración de los pueblos, Libre Comercio y Trasnacionales, que se sintetizan en la Declaración Final.

Una de las más claras decisiones que se tomaron, refiere a la necesidad de comenzar a diagramar el camino a recorrer de cara al próximo encuentro continental del 2018 y especialmente, definir acciones concretas que acompañen a los compañeros de las organizaciones sindicales y sociales de Argentina ante la reunión en Buenos Aires de la Organización Mundial del Comercio el próximo 10 de diciembre.
«Desde Montevideo, convocamos a todos los actores sociales que no hacen parte de la Jornada y a las fuerzas políticas del continente para construir de conjunto una estrategia que nos permita fortalecer la movilización popular y las luchas en la región.
«Ese camino de unidad es condición para trascender los marcos de la economía dominante y plantear otras formas de organizar las relaciones sociales, productivas y reproductivas que, asentadas en la igualdad, la solidaridad y la justicia social y ambiental, construyan la soberanía alimentaria y energética de nuestros pueblos y la vida digna en nuestros territorios”.
La Declaración de Montevideo completa aquí:

{phocadownload view=file|id=75|target=s}

{os-gal-2}